Tarjeta Revolut, opiniones

Revolut es una de las startups abanderadas de la “nueva banca” y del movimiento fintech (finanzas y tecnología). Lo que ellos definen como una nueva forma de interactuar entre tu banco y tú.

Aprovechando todas las posibilidades que la tecnología actual permite, han derribado ciertas barreras que han estado siempre ahí, incuestionables e impuestas por los bancos tradicionales.

Tener una cuenta Revolut es no tener que pagar comisiones por las mismas tonterías de siempre, disponer de un fondo sobre el que poder operar internacionalmente sin sablazos en tu cuenta, y viajar por todo el mundo con mayor libertad, controlando mejor tu dinero y los costes de los servicios bancarios.

Fue lanzada en 2015 por Nikolay Storonsky y Vlad Yatsenko, dos ciudadanos británicos de ascendencia rusa, que trabajaban en el mundo del trading (compra/venta de productos financieros) y vieron un hueco por el que colarse en este enorme nicho de mercado que demandaba productos más económicos e inteligentes con los que gestionar saldo bancario.

Qué es Revolut

¿Pero qué es el Revolut ese? Te preguntarás.

Revolut es el nombre del servicio, que en un alarde de brainstorming sin precedentes proviene de “Revolution”.

Se trata de una cuenta corriente gratuita en el Reino Unido en toda regla, que además te da acceso a una tarjeta virtual y una física asociadas a tu cuenta.

Pero, tranquilo, aunque tiene IBAN británico, puedes usarla en toda Europa y más allá (sí, a pesar del Brexit).

El IBAN Español está en camino, pues Revolut se encuentra en trámites (en el momento de escribir estas líneas) de conseguir la licencia bancaria europea que la convertirá en un banco independiente.

¿Dónde está lo Revolucionario?

En que podrás pagar con tu tarjeta virtual o física en más de 150 divisas y en todos los países del mundo sin que te carguen un extra de comisiones y recibiendo siempre el tipo de cambio más bajo posible (dentro de los límites del tipo de cambio interbancario, el tipo de cambio dinámico al que los bancos intercambian divisas y que no te puedes saltar).

Además, si estás en el extranjero y necesitas dinero en efectivo en la moneda local, puedes ir a cualquier cajero y usar tu tarjeta Revolut para sacar dinero, al mismo tipo de cambio interbancario mencionado y sin más comisiones extra que las que te pueda cobrar -o no- el cajero automático por usar sus servicios (surcharge fees).

Es una tarjeta monedero para el extranjero estupenda, y recibe excelentes valoraciones de usuarios que la han usado para pagar en USA, Japón, Tailandia, Londres, Praga o Budapest, por citar algunos ejemplos.

Pero todavía hay más cosas

Puedes transferir dinero al extranjero en 29 divisas diferentes, sin comisiones, al tipo de cambio interbancario.

Tienes una aplicación de Revolut en el móvil con la que puedes controlarlo todo con funcionalidades útiles:

  • Como la del redondeo (esos 0.04 centimillos desde los 5,96 que pagas hasta los 6 euros; puedes meterlos en una “hucha virtual” e ir ahorrando).
  • Gestión de tus gastos por categorías: servicios, compras, alimentación, etc.
  • Configuración de pagos recurrentes y sociales: dividir los gastos de una factura, fragmentar la cuenta de un restaurante entre varios usuarios, enviar y recibir dinero entre tus contactos en la tarjeta Revolut, invitar a amigos…
  • Acceso a productos y servicios extra como el intercambio de criptomonedas dentro de la misma aplicación, sistemas de recompensa, ahorro o seguros.

Todo ello mientras Revolut no tiene acceso real a tu dinero.

Es decir, no pueden acceder a él y reinvertirlo a tus espaldas, prestarlo, perderlo, o amasar una fortuna, mientras tú estás a otras cosas pensando que el dinero que tienes en el banco es todo tuyo. ¿Te suena de algo?

Tus fondos están retenidos y protegidos en un gran banco mundial como Lloyds Bank.

Cómo funciona

Cuando tienes una cuenta Revolut (más adelante en esta página te explicaré paso a paso como hacerlo, si lo necesitas), se crea una tarjeta virtual con la que podrás realizar pagos por internet utilizando sus datos.

Como la tarjeta es virtual, necesitarás que tu móvil soporte la tecnología NFC, configurar la tarjeta en tu sistema iOS o Android (Apple Pay, Google Pay), y usarla en datáfonos compatibles con NFC (hoy día, casi todos).

Lo más recomendable, sin embargo, es poder solicitar que te envíen una tarjeta física a tu domicilio para poder usarla también de forma tradicional.

Esta tarjeta física es contactless, y además puedes vincular tu tarjeta Revolut a tu smartphone para pagar con ella mediante los servicios Apple Pay y Google Pay.

Antes de que puedas hacer un pago contactless (ya sabes, acercándola sin más a un terminal de pago), puede que necesites hacer primero un pago mediante chip y PIN, por seguridad.

Comisiones

Y, hablando de comisiones, llegamos a la parte donde entendemos cómo pueden darnos un servicio como este, ya que de alguna forma tienen que monetizar el producto para que haya negocio.

Con la tarjeta Revolut no pagarás comisiones en todo el mundo, ni tampoco por el cambio de divisas o retiradas en cajeros.

Pero hay algunas limitaciones y costes.

  • Retirada de dinero en cajeros sin comisiones hasta un máximo de 200€ al mes; a partir de ahí, te harán un cargo del 2% por retirada.
  • Intercambio en 29 monedas de curso legal hasta 6000€ al mes.
  • Para poder activar la tarjeta Revolut y solicitar la tarjeta física tienes que transferir al menos 10€ a tu nueva cuenta.
  • El coste del envío de la tarjeta física es de 6€, pero en esta misma web te facilitaremos un código promocional para que el envío de la tarjeta Revolut te salga gratis.

Cómo darse de alta

Para dar de alta una cuenta en Revolut necesitas:

  1. Ser residente legal en uno de estos países: Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, Suiza y Reino Unido.
  2. Ir a la web de Revolut e introducir tu número de teléfono en el apartado correspondiente para que te envíen un enlace con la descarga de la aplicación, o bien descargarte directamente la app de Revolut en tu smartphone como harías con cualquier otra.
  3. Una vez tienes la app de Revolut en tu teléfono móvil, ya solo es cuestión de seguir el típico proceso de registro con verificación de seguridad:
    1. Te pedirán el número de teléfono de nuevo.
    2. Crearás un PIN o código de acceso personalizado.
    3. Te enviarán un código de 6 dígitos al número facilitado, que tendrás que introducir en el siguiente paso para verificar que eres el propietario.
    4. Tendrás que introducir tus datos personales: nombre, apellidos, domicilio, correo electrónico…
    5. Hablamos de una cuenta bancaria, así que ten preparado tu DNI o Pasaporte en vigor (hasta hace poco era posible usar también el carnet de conducir, pero desde el Brexit han eliminado la posibilidad).
    6. La propia aplicación te guiará para que le hagas una foto a la parte delantera y trasera del documento, así como para que subas un selfie y puedan cotejar que se corresponden.
    7. La verificación suele ser muy rápida y ya solo te quedará recargar la cuenta con al menos 10€ de saldo para poder operar con ella.

Cómo recargarla

Puedes agregar saldo a tu cuenta mediante una transferencia o una tarjeta de débito o crédito, pero ten en cuenta lo siguiente:

  • Si la recargas mediante una tarjeta de débito emitida en tu país, será gratuito.
  • Pero si la recargas mediante una tarjeta de crédito o una tarjeta de débito emitida en otro país diferente al tuyo, sí que te cobrarán una comisión.
  • Además, si tu banco te cobra por hacer transferencias internacionales, te afectará a la hora de recargar la Revolut mediante transferencia.

La mejor opción es disponer de una tarjeta de débito emitida en España, o por un banco del país donde residas, para hacer tus recargas.

Recargas vía transferencia bancaria

Si realizas transferencias desde un banco afincado en el Reino Unido, Polonia o Noruega, el coste será el estipulado para una transferencia nacional en el banco en cuestión.

Pero, como probablemente sea tu caso, si realizas transferencias desde un banco español u otro país diferente, va a depender de si el banco opera con transferencias SEPA o SWIFT.

En este caso, una serie de factores con los que no voy a aburrirte entran en juego y se te aplicarán comisiones que variarán según la entidad bancaria.

Mi recomendación es que si planeas recargar tu tarjeta Revolut vía transferencia, contactes primero con tu banco y les preguntes cuál sería la comisión que te aplicarían.

Recarga paso a paso de la tarjeta Revolut

Te voy a describir en detalle cómo recargar tu cuenta o tarjeta Revolut desde la aplicación, utilizando como base iOS:

  1. Con la app ya desbloqueada accede a Cuentas > Añadir Dinero.
  2. En la siguiente pantalla hay varias cosas que puedes configurar:
    1. Cambiar la divisa tocando EUR (o tu moneda por defecto).
    2. Introducir con el teclado virtual la cantidad a recargar.
    3. Escoger cantidades predefinidas de recarga (sobre el teclado te aparecen algunas).
  3. Realizando el pago:
    1. Tocando sobre el método de pago por defecto (en mi caso es Apple Pay) te dará a escoger como recargar:
      1. Usando Apple Pay y la tarjeta de débito / crédito que tengas configurada con él.
      2. Añadiendo otra tarjeta Visa, Maestro o Mastercard.
        1. En este caso llegarás a otra pantalla donde introducir los datos de la tarjeta para agregarla (número, fecha de caducidad y CVV).
        2. Una vez la tienes lista solo tendrás que darle a Continuar o al botón de Apple Pay si es el caso, para proceder con el pago como lo harías normalmente con tus tarjetas o smartphone.
    2. Transferencia bancaria a tu cuenta de Revolut:
      1. En este caso accederás a una pantalla donde podrás saber cuál es tu número de cuenta para realizar una transferencia local (zona euro) o internacional.
      2. No realizas ninguna operación más aquí, simplemente accedes a los datos que necesitarás para transferir desde otra cuenta bancaria.
      3. ¿Cuánto tiempo tarda la transferencia? Una vez emitida por tu parte, puede variar desde las 3 horas o 1 día hábil si la has hecho en un banco local del Reino Unido, Polonia o Noruega, hasta los 5 días hábiles en el caso de las transferencias internacionales. En el caso de un banco europeo y español, hasta 2 días hábiles.

Condiciones de la tarjeta Revolut

Cuando abres una cuenta Revolut aceptas, obviamente, las condiciones y comisiones impuestas por ellos, y la típica política de privacidad actual, en la que cedes todos tus datos personales que serán usados únicamente para mejorar el producto (y venderte otros) o como protección contra fraudes.

En el caso de que esto te preocupe sobremanera, te recomiendo acceder a su política de privacidad y consultarla. Yo no he encontrado nada alarmante y fuera de los estándares de hoy día, son como las condiciones que seguramente ya hayas aceptado para usar tu smartphone.

También puedes contactar con la atención al cliente de Revolut si tienes alguna duda más concreta al respecto.

Precios y planes de Revolut

En Revolut tienes las tres opciones de menor a mayor valor habituales en productos o servicios.

Te explico con detalle qué incluye cada una de ellas.

Plan Estándar

Este es el plan gratuito, el que la mayoría de usuarios utilizan. Incluye:

  • Cuenta corriente en el Reino Unido, sin costes de apertura o mantenimiento.
  • Un IBAN Europeo y, próximamente, español.
  • Pagos en hasta 150 monedas sin comisión extra (solo el tipo de cambio interbancario obligatorio).
  • Cambio de divisas sin comisiones hasta un máximo de 6000€ al mes en monedas de curso legal.
  • Extracciones de dinero sin comisiones en cajeros automáticos hasta 200€ al mes.

Plan Premium

Tener la Revolut gratis está muy bien, pero el coste de este plan por 7,99€ al mes, con todo lo que incluye, me parece más que interesante si viajar es lo tuyo:

  • Todo lo del plan estándar, pero el límite de reintegro en cajeros se amplía a 400€ al mes en lugar de 200.
  • Seguro con atención médica y dental de emergencia en todo el mundo.
  • Seguro por retrasos en vuelos y entrega de equipaje cubierto por Revolut Travel Ltd., agencia de seguros del grupo Revolut.
  • Transferencias internacionales monetarias más rápidas (1 – 2 días hábiles).
  • Hasta 2 tarjetas Premium de diseño exclusivo, puestas en tu casa sin gastos de envío en 1 – 3 días hábiles.
  • Tarjetas virtuales desechables: de un solo uso, cada vez que se utiliza, los datos se resetean y se generan nuevos para la siguiente transacción.
  • Acceso a la compra y venta de 5 criptomonedas (Bitcoin, Litecoin, Ethereum, Bitcoin Cash y XRP).
  • Acceso Loungekey: salas VIP en más de 1000 aeropuertos con las puertas abiertas para ti.
  • Atención al cliente prioritaria, siempre van a procesar todas tus solicitudes antes que las de un usuario estándar.

Plan Metal

Si quieres rizar el rizo y sentirte directamente como una estrella del Pop cuando viajas, puedes acceder por 13,99€ al mes a lo siguiente:

  • Todo lo del plan Premium pero ampliando el límite del reintegro en los cajeros hasta 600€ al mes en lugar de 400.
  • En cada pago con la tarjeta Metal dentro de Europa, recibes un reembolso del 0,1%, y desde fuera de Europa, un 1%. En todas las divisas aceptadas por Revolut y además en las criptomonedas Bitcoin, Litecoin y Ether.
  • Un conserje a tu servicio 24 horas al día, todos los días del año: asistencia para gestionar todas tus reservas de hotel, vuelos, actividades locales y en el extranjero, eventos exclusivos y más secretos.
  • Una tarjeta de diseño exclusivo hecha de una sola capa de acero reforzado y con un peso de 18 gramos; de ahí el nombre de este plan.

Como curiosidad, puedes ver un vídeo de la fabricación de la tarjeta Revolut Metal a continuación:

https://youtu.be/GtQXbQ0sN

Plan Empresas

Además de poder contratar los tres planes a nivel personal que te he explicado, Revolut también tiene un plan para empresas.

Si ese es tu caso, puedes probar este plan gratuitamente durante 14 días.

Lo que incluye es, en general, un acceso abierto a su API, para integrar tu cuenta Revolut con cualquier software que lo permita.

Para empezar hay aplicaciones como Slack, Xero o Zapier con las que es muy sencillo, pero también es posible con software de contabilidad como Quaderno.

La API, no obstante, es abierta, y puede usarse para ser integrada en tu negocio en función de las necesidades: automatizar pagos internacionales, pagar a clientes o empleados, monitorear todo tipo de transacciones…

También podrás enviar pagos directamente a más de 20.000 empresas asociadas con Revolut, entre ellas Apple, Google, Cisco, AXA o Deliveroo, por nombrar algunas.

Tendrás, por supuesto, tarjetas de prepago y corporativas, todas con diseño exclusivo.

Y más cosas para hacerle más fácil la vida a tu empresa:

  • Mayor facilidad para realizar pagos internacionales.
  • Pagos instantáneos y sin comisiones a otras cuentas de empresa de Revolut.
  • Pagos con pre-aprobación, en bloque (hasta 1000 con un solo click) o programados.

Aún así, no te confundas, este es un plan para empresas, si eres un trabajador autónomo o freelance, los planes a los que te conviene optar siguen siendo los diseñados para particulares.

En qué países funciona

La tarjeta Revolut funciona en todos los países del mundo, siempre que el comercio en cuestión acepte el pago por tarjeta y el cajero donde hagas un reintegro en moneda local no se ponga exquisito.

No debes confundirte con los países desde donde puedes solicitar una cuenta Revolut, que son el Espacio Económico Europeo, Suiza y Australia.

Debes ser residente legal de alguno de estos países para poder abrir una cuenta Revolut, solicitar una tarjeta y usarla posteriormente a nivel internacional, sin comisiones.

El Espacio Económico Europeo (EEE) incluye los siguientes países: 

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Irlanda, Islandia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República de Chipre, Rumanía, Reino Unido y Suecia.

Además, cuando vayas a viajar siempre tienes que tener en cuenta un par de cosas:

  • Muchos cajeros cobran una comisión llamada Surcharge Fee que nada tiene que ver con la tarjeta Revolut, es una comisión por el uso de sus servicios de puesta a disposición de efectivo.
  • Los imprevistos ocurren: puede pasar que tu tarjeta Revolut VISA o Mastercard no funcione correctamente en algún datáfono, que la tienda tenga algún problema, que algún servicio implicado en la transacción esté caído ese día y en ese momento, etc. Siempre es recomendable que viajes con una segunda e incluso tercera opción de pago en tu cartera.

Revolut vs Tarjetas sin comisiones

Ante la avalancha de tarjetas económicas que inundan el mercado es probable que te estés preguntando:

¿Revolut o EVO?, ¿Revolut o N26?, ¿Revolut o Bnext?, Revolut forocoches… Ah, perdón, ese servicio de consultoría se me ha colado.

Yo te voy a comparar Revolut con las tarjetas sin comisiones más potentes que hoy existen para que no te quede ninguna duda y encuentres de un vistazo sus puntos más y menos fuertes.

Revolut vs EVO

Este es un enfrentamiento ajustado, siempre tomando como referencia las cuentas gratuitas.

  • Ambas se pueden utilizar en todo el mundo sin comisiones.
  • Revolut permite reintegros (sacar de cajeros) hasta 200€ al mes.
  • EVO no pone límite de cantidad siempre y cuando sea en la red de cajeros de EVO, pero cuando sales de su red, el límite es de 120€ al mes.

Personalmente, prefiero 200€ al mes de tope y poder usar la tarjeta en cualquier cajero; lo cual unido a que Revolut tiene una app más completa, la hace mi elección favorita.

Revolut vs N26

El plan gratuito de Revolut barre al de N26. Tienes que contratar un plan de pago de N26 para plantarle cara a Revolut Premium.

Planes gratuitos

  • N26 solo se puede usar en 28 países en Europa, sin comisiones y con un 1,7% por el cambio de divisas.
  • N26 permite 5 reintegros al mes.
  • Revolut tiene un límite de 200€ de retirada al mes, pero se puede usar en todo el mundo sin comisiones de ningún tipo, hasta un máximo de 6000€ en cambio de divisas sin coste extra.

Planes Premium

  • N26 Black / Metal no tiene límites de extracciones, países o cambio de divisas.
  • N26 no tiene atención al cliente prioritaria, cuesta 9,90€ al mes, y tiene un contrato de permanencia de 12 meses (coste real: casi 120€ al año).
  • Revolut Premium tiene un límite de 400€ por extracción sin comisiones y después 2% de comisión por extracción. Sin límite de países o cambio de divisas.
  • Revolut Premium incluye servicios similares a los de N26 y además atención al cliente prioritaria, con un coste anual aproximado de 63€.

Solo en el caso de las cuentas Premium hay que hilar fino, tienes que considerar si las diferencias en servicios, o en las aseguradoras (Allianz en el caso de N26 y aseguradora del grupo Revolut en el caso de la segunda), merecen la pena por esos casi 60€ extra al año de N26 Black o Metal.

Revolut vs BNEXT

La startup española de BNEXT viene pegando fuerte, y es ya una de las opciones más populares en cuanto a tarjetas sin comisiones.

Su plan gratuito rivaliza seriamente con Revolut:

  • BNEXT tiene un límite de 3 retiradas de dinero al mes, hasta 2000€ sin comisiones en cambio de divisas mensual, y puede usarse en todo el mundo.
  • Revolut tiene un límite de 200€ al mes de retiradas en cajeros, sin comisiones en cambio de divisas hasta 6000€, y puede usarse en todo el mundo.

¿Vas a cambiar mucho dinero al mes en divisas? ¿Prefieres que te limiten en cuanto al número de extracciones o en cuanto al importe máximo que puedes extraer al mes sin comisiones?

Estas dos preguntas y tu simpatía por una marca española o británica, así como la usabilidad y servicios de las aplicaciones, serán las que inclinen la balanza de un lado u otro.

Personalmente me quedo con Revolut, pero desde hace tiempo estoy pensando en una cuenta BNEXT para llevar su tarjeta de apoyo en mis viajes. Quien sabe, quizá con el tiempo se convierta en mi primera opción.

Tarjeta Revolut, mi opinión

Espero que esta review de Revolut te haya resultado útil.

Si me preguntas, mi opinión personal es que las tarjetas sin comisiones, y entre ellas Revolut, de momento son interesantes para viajar o como segunda opción a la tarjeta principal de tu banco local.

Revolut de momento ofrece demasiadas limitaciones, sobre todo la del reintegro máximo de 200€ al mes, como para considerarla una cuenta donde domiciliar tu nómina o fuentes principales de ingresos.

Sin embargo, incluso con esos límites, la ausencia de comisiones o el amplio margen para cambiar divisas sin coste en todo el mundo la hacen una de las mejores, si no la mejor opción como tarjeta secundaria para viajar, emprender con algún micronegocio en el extranjero, o como tarjeta para mantener en segunda línea de batalla si la ocasión lo requiere.

Si eres un viajero empedernido, o vives entre dos o más países, hasta puede resultar muy recomendable la opción Premium o Metal, que además amplía el reintegro hasta los 400 o 600€.

Como extras, ofrece servicios interesantes y preparados de cara al futuro, como la compra de criptomonedas, una gestión más inteligente de los gastos sin necesidad de acudir a aplicaciones de terceros, o las funciones sociales para tus pagos.
Decide tú mismo si es para ti, estaré encantado de que vuelvas para contármelo y, mientras tanto, seguiré muy de cerca la evolución de esta fintech y sus productos.