Ok, quiero INVERTIR en la BOLSA, y ahora… ¿qué?

El otro día estaba hablando con un amigo, que me preguntó lo siguiente: «Oye, quiero invertir en la bolsa» ¿qué tengo que hacer? Se lo expliqué y de ahí nació la semillita de este artículo, que ahora es un roble fuerte donde vive una familia de ardillas.

Cuando vengas aquí, más perdido que un pulpo en un garaje, no quiero que te estampes con términos que no entiendes, o con cientos de opciones que te mareen.

Quiero que tengas cierta noción para saber por dónde tirar. Por eso, creo que esta pequeña guía orientativa para personas que quieren aprender a invertir en bolsa te será muy útil. Si sabes CERO sobre invertir en bolsa y te aburren los tecnicismos, este es un buen artículo de introducción. 

La paciencia es la madre de… ¿la bolsa?

“Que sí, que muy bien, pero yo quiero invertir en bolsa, ¿por dónde empiezo? ¿Dónde tiro mi dinero para que venga un señor con bolsas llenas de dólares para mí?” 

Primero de todo, paciencia. Creo que pocas cosas requieren tanta paciencia como la bolsa. Tienes que perder el miedo a invertir, pero también saber cómo invertir sin perder todo tu dinero. 

El buen inversor empieza por aprender a ahorrar, poco a poco, aunque sean 50 € o 100 € cada mes para invertir. Debe tener una mentalidad centrada en el largo plazo y esta le acompañará por el resto de su vida, mientras ve cómo sus acciones van creciendo. 

Pierdes dinero hasta cuando no lo gastas

No sé si eres consciente, pero pierdes dinero hasta cuando lo tienes en el banco. De hecho, en muchos de ellos te cobran una comisión del copón o te piden un dinero por mantener tu cuenta. Sin tener en cuenta, además, la devaluación de la moneda, cada día que tienes tu dinero en el banco, estás perdiendo

En comparación, si tienes tu dinero en la bolsa, su valor es variable y este podría subir. Repito; podría, porque a alguna gente esto no le entra en la almendra. Ahora te lo desarrollo un poco… 

Cómo tienes que ver la bolsa

La bolsa no es un lugar de apuestas, tienes que aprender que no se trata de un lugar donde metes tu dinero ciegamente o por sensaciones. Muchas de las decisiones que toman los mejores accionistas están calculadas al milímetro, basándose en parámetros complejos. 

En la bolsa, nuestro objetivo es rentabilizar nuestro capital, lo que significa que debes escoger de forma muy inteligente dónde va tu dinero.

quiero aprender a invertir en bolsa
¿Ves esas líneas verdes? Significan la subida de una acción. Si te obsesionas con ellas, perderás mucha pasta…

Evita la gestión activa

En la bolsa no puedes jugar a los hombres de negocios con la gestión activa sin tener ni puta idea, tienes que informarte muy bien para siquiera planteártelo. Tienes que evitar posibles engañabobos, que son muy comunes en el mundillo. 

Siempre tienes que preocuparte de diversificar tu cartera y mantenerte al día sobre las novedades y tendencias, que podrían afectar gravemente a tu capital. 

Y no esperes que nadie te facilite la vida, nah. El mundo de las inversiones está lleno de cabroncetes que te la meten por detrás en cuanto te despistas. Si alguien supiera en qué lugar hay que invertir, lo haría sin decírselo a nadie. El mayor problema que tiene la bolsa es que, para ganar tú, tiene que perder otro. De ahí esa competitividad.

Al final, el mundo de la inversión se convierte en un trabajo, más que en una posibilidad de negocio. Y lo peor es que nadie te garantiza el éxito… ¿o sí?

No te arriesgues

Lo digo en serio, no quieres que tus primeras experiencias sean perdiendo dinero. Me ha pasado. Hay algo que me salvó de asquearme y así no tuve que seguir dándole mil vueltas a todo lo que hacía: La gestión pasiva.

Lo más sabio es ahorrarte el tiempo que podrías estar escogiendo fuentes de ingresos estables y seguras. Si decides probar con un robo advisor, eso lo tienes garantizado. Se trata de una inteligencia artificial que replica los índices bursátiles más exitosos, de forma totalmente automática. Vamos, que ganas dinero mientras te rascas los cojones en tu sofá.

Tendrás un ingreso seguro para los años que vienen, tu dinero estará a buen recaudo por tu propio bróker personal, que toma las decisiones por ti, mientras tú simplemente te dedicas a lo que te salga de los huevos, como si eres el clásico trabajador que curra 8 horas diarias (aunque si te metes de lleno en el mundo de las finanzas esa rutina no te durará tanto como crees). Seguirás haciendo crecer tu fortuna lentamente, en la sombra, algo que no todo el mundo consigue. 

Y, un día, como si estallara un puto volcán de dinero en tu jardín, tus vecinos y amigos descubrirán que en realidad eres rico. Y te preguntarán: “Oh, vaya, ¿Cómo lo has hecho?, ¡Qué suerte!” Coño, la suerte viene de que despertaste a tiempo y quisiste probar en el mundo de las inversiones siguiendo mi consejo. 

Así que no lo dudes, escoge un buen robo advisor, como los que te recomiendo en mi análisis y regístrate en el que te dé más rabia. Tienes todas las opiniones en los siguientes links: 

Si estás indeciso, te recomiendo Indexa Capital, que es líder en España y tienen un sistema muy simple, además de comisiones bajísimas. 

Este es el mejor sistema para que la bolsa no te agobie. Es la mejor forma de salir beneficiado del mundo de las inversiones sin tener ni puta idea, la verdad. 

Si quieres invertir en bolsa, no le des más vueltas y pruébalo. Mientras vas ganando dinero puedes seguir leyendo otros contenidos del blog, para seguir aprendiendo y quién sabe, así tal vez llueva dinero por tu casa pronto…