Todo lo que necesitas saber sobre financiar tu coche y los préstamos más populares

Hace décadas, presentarse en un concesionario y pagar un coche al contado era poco menos que una fiesta, para ti y para la marca.

Te servían una copa de champán caro, te hacían regalos, y te trataban a cuerpo de rey hasta que salías por la puerta al volante de tu nuevo juguete.

En la actualidad, el mercado es tan competitivo y los precios están tan ajustados, que el verdadero negocio para fabricantes, vendedores de coches y financieras, es el pago a plazos.

Por eso se esfuerzan en incluir todo tipo de extras, rebajas, y servicios solo si financias.

Sin embargo, si acudes bien informado y sabes lo que te conviene, puedes jugar la baza de la financiación a tu favor para conseguir el mejor precio.

Aprende aquí todo lo que hay que saber sobre financiar un coche con acierto, tanto si no te lo habías planteado, como si no te queda más remedio que pagarlo poco a poco.

Y celébralo después con quien tú quieras.

Cómo funciona la financiación de un coche

La financiación de un coche no es muy diferente a la de cualquier otro producto de consumo, aunque sí que añade alguna que otra cláusula distinta.

Habitualmente, los conceptos que te vas a encontrar frente a una propuesta de financiación de coche van a ser los siguientes, y entenderlos es importante, aunque en general no puedas decidir excluirlos de la operación:

Base de la financiación

  • Cantidad a financiar: el dinero que necesitas para la compra del coche.
  • Tiempo en el que vas a devolver el préstamo: normalmente expresado en meses (96 meses, 84 meses, 72 meses, etc.). 
  • Contratación de seguros adicionales (por invalidez, fallecimiento o desempleo): esto puede ser opcional en ocasiones, aunque algunas entidades podrían rechazar la financiación si decides no contratar uno.
  • Ayudas externas y planes del gobierno: como por ejemplo por adquirir un coche eléctrico. Durante años ha sido famoso el plan PIVE.

Cuota mensual resultante

En relación a la base de financiación, la entidad financiera calculará la cuota mensual resultante según sus condiciones, y hay que distinguir:

  • Cuota mensual: cantidad final a pagar cada mes con los intereses y gastos ya incluidos.
  • Comisión de apertura: la entidad que pone en marcha la financiación te cobra esta comisión en concepto de trámites para poner en marcha la operación. Te dan a escoger si financiar esta cantidad dentro del préstamo o liquidarla aparte.
  • Interés nominal anual (TIN): el tanto por ciento que le pagas a la financiera por el hecho de que te ceda el dinero.
  • Tasa anual equivalente (TAE): sale de una fórmula matemática que tiene en cuenta la frecuencia de los pagos, las comisiones bancarias por cancelación o amortización del préstamo, el TIN, la comisión de apertura y otros gastos. Al incluir tantos conceptos suele ser el primer indicativo de si las condiciones del préstamo son más o menos buenas.
  • Coste del seguro: la mayoría de las financieras incluyen un seguro (de vida, invalidez, accidentes, desempleo, etc.) para garantizar que ante algún imprevisto tendrán más oportunidades de recuperar el préstamo.
  • Importe total abonado: la cantidad total que vas a pagar cuando finalice el préstamo. Equivale a la cantidad a financiar más todos los intereses y gastos, y será mayor en función del tiempo de devolución del mismo.

Letra pequeña

La financiera de tu coche, ya sea de la propia marca, o una entidad bancaria independiente, tendrá sus propias cláusulas y condiciones para todos los supuestos durante la vida del préstamo.

Es imprescindible que leas toda la documentación completa con atención y, si no entiendes algo, preguntes libremente al comercial o asesor de la entidad.

Por otro lado, es probable que sólo puedas acceder a la financiación si estás trabajando regularmente y, en la mayoría de los casos, con un contrato indefinido o cierta antigüedad en la empresa.

Las marcas de coches suelen ser más permisivas en cuanto a aceptar financiarte con su empresa asociada.

Pero tu banco es probable que te dé mejores condiciones siempre y cuando tengas tu nómina domiciliada con ellos durante el ciclo del préstamo.

Conocen mejor tu solvencia y, bueno, tienen más fácil embargar tu nómina y bienes si dejas de pagar.

Documentos a presentar para solicitar financiación

Con tu banco habitual:

  • Oferta en firme por escrito del concesionario con el precio de venta del coche al contado.
  • Solicitud vía internet, por teléfono o presencialmente en sus oficinas.

Con la financiera de la marca del coche:

  • Tus 3 últimas nóminas (el número podría variar según el concesionario).
  • Una copia de tu DNI.
  • Una copia de documentación bancaria oficial donde figures como titular de una cuenta.

Y, menos habitualmente, podrían también solicitar alguna de estas cosas:

  • Copia de contrato de trabajo.
  • Copia del Informe de Vida Laboral.
  • Última declaración de la Renta.
  • Justificante de bienes (si los posees).

Por qué el precio del coche es más barato si financias

Como te había comentado al principio, el verdadero negocio para las marcas es la financiación.

Casi nadie tiene 20.000€ en su haber para pagar al contado un coche, lo cual unido a la permanente crisis que azota a la mayoría de países, y a empleos y salarios deficientes que apenas dan para costearse la vida sin coche propio, ha hecho que la venta de vehículos nuevos caiga en picado.

¿Qué hicieron las marcas para incentivar la compra de vehículos?

Potenciaron sus propias financieras, con sus propias condiciones, para saltarse a los bancos y financiar a los usuarios dispuestos a pagar su coche a plazos.

Pero claro, esto no eliminó la competencia de los bancos, que como no están obligados a cubrir el coste de producción de los vehículos, sino simplemente a obtener un rédito del dinero prestado, ofrecían siempre mejores números.

Las financieras tuvieron que enmascarar su oferta con maniobras de marketing que la hacen parecer más barata:

  • El precio mostrado en los carteles de los coches cuando te das una vuelta por el concesionario, siempre es el precio de financiación con ellos, y es como mínimo 1000 o 2000 euros más barato que el precio al contado.
  • La cuota mensual que aparece en los anuncios es el resultado de un cálculo ficticio en el que asumen que darás X miles de euros de entrada o firmarás una financiación flexible.
  • Financiación flexible: das una entrada mínima, pagas cuotas muy competitivas durante los primeros 4 años, y luego puedes elegir si devolver el coche y finalizar el contrato, o refinanciar la cantidad que te queda por pagar del vehículo a X años más. Spoiler: con cualquiera de las dos opciones ellos salen ganando.
  • Te “regalan” servicios si financias con ellos, como por ejemplo revisiones gratuitas del vehículo, un año gratis de seguro a todo riesgo, asistencia en carretera gratuita durante X años, ampliación de garantía de componentes, etc.

Todo este valor que te aportan te hace sucumbir y financiar con ellos por pura comodidad y gracias al empujón reciente de haberte sentado en el habitáculo del modelo de coche que te gusta.

La realidad es que con las comisiones de las marcas, y en igualdad de tiempo de devolución del préstamo, siempre es algo más caro que si financias el precio del coche al contado con tu banco.

  • Los miles de euros de descuento del precio financiado se diluyen en las comisiones.
  • La cuota mensual anunciada está idealizada, probablemente no tienes los 8000€ de la entrada calculada o quieres más equipamiento en el modelo.
  • Si devuelves el coche a los 4 años, te habría salido más barato un renting, y si te lo quedas, acabarás pagando más dinero con la refinanciación. Ellos, en cambio, obtendrán un coche con solo 4 años que aún pueden revender como seminuevo con buen margen, o continuarán con tu financiación.
  • Es improbable que hagas uso de todos los servicios ofertados en menos de 36 meses, y a partir de ahí, su valor está cubierto por el precio de la financiación.
  • Si aceptas el primer año del seguro gratuito con ellos, firmas una permanencia, y a partir del segundo pagarás unas cuotas menos económicas.

Cuanto tarda en salir adelante la financiación

Si lo haces con tu banco podrías tener disponible el dinero de la financiación en 24 o 48 horas laborables.

En muchos casos ya tienes un préstamo preconcecido para la adquisición de un vehículo hasta cierta cantidad, ya lo saben todo de tí, así que el trámite es rápido.

Obviamente para que se haga efectiva la compra del vehículo luego tendrás que transferir el importe financiado a la cuenta del concesionario, un trámite que en algunos casos también puede tardar 1 o 2 días laborables.

Los concesionarios te darán una respuesta en un máximo de 3 días laborables (suele ser menor). En caso afirmativo, te llamarán para que acudas a formalizar los contratos y a partir de su firma se pondrán en marcha para entregarte el coche.

¿Por qué me la pueden denegar?

El motivo más común es porque tu contrato de trabajo no es indefinido o, en el caso de que se trate de un contrato por obra y servicio indeterminado, tengas poca antigüedad en el mismo.

Es decir, en situación de contrato temporal, formativo, eventual, o de interinidad, con una fecha que se supone próxima a su finalización o es indeterminada, sin garantías de prorrogarse.

Puede darse el caso de que con un contrato a tiempo parcial indefinido, si el préstamo no es muy alto, te concedan la financiación.

También es posible que la financiación sea aceptada si tu contrato es de obra y servicio indeterminados pero tienes una antigüedad de 3 años o más.

Otra razón es que figures en un fichero de morosos por incumplimiento de pagos, tanto como persona física como jurídica.

En este caso tendrás que informarte de los pasos necesarios para salir de estos registros y hacer efectiva tu no pertenencia a los mismos antes de poder optar a una financiación.

A cuántos años es aconsejable financiar el coche

Al menor número de años posible que te puedas permitir.

La financiación a 10 años está casi extinta y la mayoría de entidades no la aceptarán. Pero las que te lo ofrezcan te estarán dando un tipo de interés muy alto y acabarás pagando una barbaridad por el coche.

Si vas a darle un uso intensivo al vehículo, en 120 meses su valor será ínfimo si es que aún no te está obligando a visitar al mecánico con regularidad.

Solo si crees que en pocos años podrás amortizar puntualmente la deuda en grandes cantidades sería moderadamente razonable.

Lo más habitual es financiar el coche a 5 o 6 años.

Y lo ideal es financiar el coche a no más de 4 años; pues es a partir del cuarto año cuando el valor del coche empieza a caer en picado.

Para ello tendrás que dar una entrada importante o asumir una cuota mensual bastante alta.

Cómo afecta a la declaración de la renta

¿Es desgravable la adquisición de un coche financiado o al contado?

La respuesta corta es que para autónomos sí y para trabajadores por cuenta ajena no.

Pero hay excepciones en la respuesta larga.

  • Si eres autónomo, y siempre que justifiques que haces uso del vehículo para desplazamientos desligados de tu disfrute personal, puedes desgravar un porcentaje del IVA y hasta el 50% del gasto en combustible.
  • Si no eres autónomo pero demuestras que la adquisición del vehículo está vinculada a una necesidad profesional (transporte de viajeros, enseñanza, desplazamientos comerciales, vigilancia, etc.) podrías desgravar hasta el 100% del IVA.

Como persona física y trabajador por cuenta ajena:

  • Puedes deducir hasta el 50% del IVA del coche si tienes un certificado de discapacidad o movilidad reducida; incluso si no figuras como el conductor del vehículo nuevo (no es válido para segunda mano o kilómetro 0).
  • Hasta un 50% de bonificación en el impuesto de circulación y un 50% de IVA si se trata de familia numerosa, si el vehículo está a nombre de los progenitores, y si dicha unidad familiar está inscrita en la Federación Española de Familias Numerosas.

Aunque no todo va a ser bueno, y si has obtenido alguna ayuda del gobierno para la compra de un vehículo, tendrás que declarar el importe de dicha ayuda en la Renta.

Si se trata de un coche de empresa a tu nombre:

  • Para uso particular se considera parte del sueldo.
  • Para uso laboral no tienes que tributar por él.

Si se trata de un coche a nombre de la empresa:

  • Ésta se puede desgravar hasta un 20% anual del coste de compra, incluyendo IVA e impuesto de circulación.

Financiar coche a nombre de otra persona

Si estás pensando en financiar un coche a nombre de otra persona, o en que otra persona lo financie para ti, tengo que decirte que, en general, no es una buena idea, y te expongo los casos más habituales:

Autónomo o empresario con deudas

Si este decide adquirir un coche y lo pone a nombre de otra persona para evitar un posible embargo, estaría incurriendo directamente en un delito de alzamiento de bienes (ver artículo 257 del Código Penal), el cual está penado con prisión de 1 a 4 años o una cuantiosa multa.

Comprar un coche a otra persona

Si se hace esto, se debe tener en cuenta que es obligatorio pagar el impuesto de donaciones.

Y además, si se trata de un familiar que se considera que posteriormente va a ser heredero (muy común en el caso de hijos), a la hora de tramitar la donación se debe especificar si la operación se “carga en cuenta” o es independiente de la herencia.

Si no se paga dicho impuesto y hacienda lo averigua, te exigirá el pago del impuesto e impondrá una sanción que variará dependiendo de la Comunidad Autónoma y de si el beneficiario es familiar o no .

Financiar el coche a una pareja o cónyuge

Si se incurre en esta práctica hay que tener en cuenta varios puntos:

  • Si se trata de un matrimonio en sociedad de bienes gananciales, la pertenencia del vehículo es de ambos, independientemente del miembro de la pareja que lo haya pagado.
  • Si se trata de un matrimonio en separación de bienes, o de un pareja no casada, el dueño del vehículo es la persona que figure como titular del mismo, aunque no lo haya comprado.
  • Si has pagado o firmado la financiación de un vehículo para tu ex-pareja, y esta figura como titular del mismo, sólo puedes reclamar en un juicio los pagos realizados por el mismo (siempre que los demuestres), pero nunca la pertenencia del coche.

El aval y la figura del avalista

En el caso de que la financiera considere que no cumples los requisitos mínimos, y que conceder la financiación sin más supondría un riesgo de incumplimiento de pagos, es cuando surge el concepto de aval.

El aval puede estar representado por alguien, el avalista, que firmaría el contrato de financiación al igual que tú. Si no puedes hacer frente a los pagos en algún momento, estos serán exigidos a tu avalista. Con los correspondientes intereses y penalizaciones.

El aval también puede ser un bien, una propiedad de la cual tú seas el titular y que el prestamista considere suficiente para cubrir la operación.

Por último, también puede utilizarse el coche como garantía de préstamo en la operación; el mismo coche que deseas financiar actuaría de aval.

Esta es una opción de la que te recomiendo huir, y normalmente no estará aceptada por las financieras de los concesionarios. Es común verla en las poco fiables ofertas de créditos fáciles, inmediatos y abusivos.

Quédate con la idea de que no es necesario aval si tienes un trabajo fijo o con cierta antigüedad y un balance de ingresos y gastos razonable en relación al préstamo que vas a firmar.

Cuando se pone encima de la mesa la opción del avalista o aval, la operación suele estar por encima de tus posibilidades, y no es recomendable cargar con esa responsabilidad a otra persona, aunque sea un familiar o alguien de mucha confianza.

Cuánto cuesta financiar un coche

La financiación de un coche es algo muy personal.

Cuánto te va a costar financiar el vehículo va a depender de la marca y el modelo que te guste, del equipamiento, de los precios que tenga el concesionario al que vayas, de si lo financias con tu banco o con la financiera de la marca, de cuanto puedes dar de entrada, en cuánto tiempo pretendes devolver el préstamo, etc.

No obstante, te dejo por aquí algunos datos interesantes de lo que supone el negocio de la financiación de coches comparándolo con otros países de primer nivel europeo.

Financiar un coche en España, hoy día, se hace con la concesión de un crédito de interés fijo que suele ser hasta 4 veces más caro que el de una hipoteca.

En otros países europeos, como Alemania, los coches se financian prácticamente por la mitad de ese crédito.

Y para que veas otra perspectiva global, en España, el plazo medio de devolución de un préstamo para la compra de un coche, está en más de 5 años.

No es raro encontrarse con financiaciones a 8 o 9 años.

En Alemania o Francia, estos préstamos se devuelven en una media de 48 meses.

Cómo calcular la financiación de un coche

Es imposible saber desde fuera cuál es la fórmula exacta de financiación que manejan las principales financieras, pero si te gusta hacer números antes siquiera de preguntar, una de las fórmulas más utilizadas es la siguiente:

Cuota = (Capital * inter̩s) / 1 Р(1 + inter̩s) -plazo

Donde la cuota mensual será lo que pagarás al mes, el capital el préstamo que solicitas, y el plazo está en meses y en negativo.

Esto no es más que una aproximación, pues el interés estaría compuesto de un cálculo de muchos factores que la financiera extraería, pero puedes probar a hacer la prueba con el TAE.

Cómo financiar un coche

Hay muchos casos desde los que afrontar una financiación, y el modus operandi más recomendable en cada uno de ellos varía según la situación.

Coche nuevo

Con la financiera del concesionario:

  • Acude con la documentación recomendada: DNI, al menos las 3 últimas nóminas, contrato de trabajo, cartilla del banco o fotocopia donde figures como titular de una cuenta.
  • Te ofrecerán financiar un mínimo de tiempo con ellos, desde 6 meses a 4 años, según la promoción, para disfrutar de las ofertas y descuentos.
  • Puedes dar una entrada que, cuanto más generosa, más aliviará la cuota mensual final del préstamo.
  • Si vas a entregar un coche antiguo como parte del pago, no olvides el permiso de circulación y la ficha técnica del mismo.
  • Infórmate en el ayuntamiento de tu ciudad si existe alguna ayuda por la adquisición de un coche nuevo (eléctricos, híbridos, por la entrega de un coche con más de 10 años de antigüedad, etc.)
  • Pregunta en el concesionario acerca de todas las posibles ofertas y ayudas para la matriculación y financiación de un coche nuevo que pudieran tener.
  • Ten claro si vas a contratar el seguro por tu cuenta o vas a tramitarlo con ellos; hoy día casi todos los concesionarios te harán una oferta para salir de allí con el alta hecha en su aseguradora de confianza.
  • Si los servicios y extras te cuadran y quieres salir del concesionario con el trámite en marcha, es tu mejor opción para no complicarte la vida.

Con el banco:

  • Necesitas una oferta en firme del concesionario escogiendo la modalidad de pago al contado.
  • No es obligatorio, pero sí muy recomendable para obtener mejores condiciones, que lo tramites con el banco donde tengas domiciliada tu nómina.
  • Es habitual que puedas realizar la solicitud en una oficina, a través de internet en la web oficial de tu entidad bancaria, e incluso por teléfono.
  • Si el banco te aprueba el crédito, recibirás una transferencia por el importe total en tu cuenta.
  • Tendrás que transferir a la cuenta del concesionario el precio de compra al contado del coche.
  • Una vez el concesionario ha verificado la transferencia, continuará con los trámites necesarios para poner el vehículo en la calle y a tu nombre.

Con financiación flexible:

  • Esta modalidad te la va a ofrecer el concesionario, y es recomendable si te atrae el mundo del renting pero quieres pagar una cuota mensual más baja y lidiar con el resto de gastos tú mismo.
  • Tienes la opción de dar un mínimo de entrada y financiar una parte del precio del coche en cuotas durante 4 años (en algunos concesionarios el tiempo puede variar); estas cuotas, por tanto, serán muy atractivas.
  • Tras 4 años, tendrás varias opciones:
    • Devolver el coche y terminar la relación contractual con la marca.
    • Entregarlo y negociar de nuevo la financiación desde cero de otro coche actual de la firma.
    • Quedártelo pagando lo que resta del valor del mismo. En el más que probable caso de que no puedas pagarlo al contado, te ofrecerán re-financiar la deuda, aunque con unas condiciones que pueden ser muy diferentes a las de los primeros 4 años.

Coche de Segunda mano

Si ya te sabes el procedimiento para financiar un coche nuevo, un coche de segunda mano no será muy diferente.

Tendrás que concentrarte más en detectar si el coche en sí mismo merece la pena.

En el caso de los coches usados o de kilómetro cero, no suele ser habitual que se ofrezca la financiación flexible; de hecho, muchos de los coches seminuevos son los que los clientes que contrataron esta modalidad han devuelto a la firma.

Los concesionarios suelen tener dos zonas bien diferenciadas: coches nuevos y seminuevos (incluyendo kilómetro 0).

Algunas marcas se han especializado tanto en la venta de seminuevos (por otro lado tan demandados en el mercado), que la zona dedicada a la venta de los mismos parece otro concesionario diferente e incluso es buscada por los clientes como una marca independiente. Es el caso del grupo Volkswagen y los vehículos de ocasión Das WeltAuto

Si vas a considerar uno de segunda mano, el procedimiento para financiarlo con el concesionario es prácticamente idéntico.

Con el banco, las condiciones del préstamo variarán ligeramente si se trata de un coche usado con más de 3 años de antigüedad.

Siendo autónomo

Además de todos los requisitos y documentación típica (DNI, no morosidad, endeudamiento, características de la operación), si eres trabajador autónomo y por tanto no tienes un contrato de trabajo por cuenta ajena, la financiera podría solicitar:

  • Una copia de tu alta como autónomo.
  • Tu plan de negocio.
  • Última declaración trimestral a Hacienda y documentos contables recientes.
  • Declaraciones a Hacienda de los últimos tres años.
  • Último pago a la Seguridad Social.
  • Un justificante de ingresos estables.
  • Si tienes una sociedad: antigüedad de la misma, contrato y puesto de trabajo que desempeñas dentro de la empresa.

Ten en cuenta que cada entidad a veces oferta préstamos pensados para autónomos y podría haber algún producto interesante para tu situación.

Consulta con la financiera del vehículo y con diversos bancos por si puedes beneficiarte de alguna de estas opciones.

Figurando en Asnef

Es bastante más fácil de lo que parece acabar engrosando las listas de morosos de ASNEF, RAI, CCI, o similares.

Un conflicto con alguna empresa, algún cobro indebido o con el que no estabas de acuerdo y que en un arranque de rabia ordenaste devolver al banco, y listo: cualquier impago superior a un 1 euro te hará la faena.

Suficiente para que la compañía que te facturó decida realizar los trámites necesarios para denunciar ante ASNEF y que estos te incluyan en su base de datos.

Independientemente del motivo o la cuantía, si figuras en ASNEF, ninguna financiera te va a conceder un préstamo hasta que lo soluciones.

Cuando te han incluido en ASNEF, debes recibir una notificación por correo postal informándote del proceso en un máximo de 30 días.

Si ésta se ha extraviado o has cambiado de domicilio durante el procedimiento y descubres que figuras en ASNEF porque te han rechazado una financiación, puedes contactar en internet con la empresa Equifax, gestora de esta lista de no pagadores.

Sobre todo si se trata de una cantidad pequeña, te merece la pena saldar la deuda, ser retirado de la lista de morosos, y poder continuar con tus trámites de financiación con normalidad.

Con Asnef y nómina

Si no tienes nómina y además figuras en ASNEF, no creo que se te haya ocurrido la idea de solicitar un préstamo.

Pero si dispones de nómina y estás incluido en una lista de morosos por una deuda que no te es posible saldar a corto plazo, es posible conseguir una financiación de terceros.

Por supuesto ningún banco o financiera de concesionario te va a conceder un préstamo, pero hay empresas o prestamistas que se dedican a cubrir estos nichos de mercado.

Si tienes una nómina, ellos se hacen cargo de financiarte con este aval u otros que pudieran exigir, como la titularidad de un bien inmueble o similar.

Sobra decir que sus condiciones e intereses no van a ser los más asequibles del mercado, y estarás jugando con fuego si sigues por esta vía nada recomendable.

Sin nómina

No existe una nómina mínima para financiar un coche por la cual un prestamista, sea financiera de la marca o banco, te conceda la operación. Y si no demuestras ingresos de ningún modo, desde luego el trámite no saldrá adelante.

Dependerá de las características del préstamo, tu tipo de contrato, tu situación personal o familiar, la entrada que puedas dar para formalizar la financiación, etc.

Cuando mayor solvencia y capacidad de ahorro demuestres, más posibilidades tendrás de que con una nómina menor, den luz verde a tu préstamo.

Siempre vas a encontrar historias de alguien a quien le financiaron con una nómina de 500 o 600 euros, pero la realidad es que no son fiables y desde luego no aplicables a todos los casos.

Sin entrada

Es posible financiar un coche sin entregar ni un solo euro en concepto de entrada al formalizar el préstamo.

No obstante, va a depender del concesionario y la marca, pues en ocasiones la oferta comercial está sujeta a entregar al menos unos cientos de euros.

Sí o sí vas a tener que aportar la señal mínima de reserva del vehículo que te exijan (para que acepten no venderlo a nadie más mientras estudian tu documentación), y esta cantidad puede variar entre los 200 y los 500 euros.

Es recomendable, como mínimo, pagar en efectivo al menos la comisión de apertura, y aún más recomendable dar una entrada fuerte para reducir las cuotas mensuales del préstamo.

Y, como siempre, las posibilidades de que firmes con la financiera sin dar ninguna entrada van a depender de tu situación personal, tipo de contrato, nómina, solvencia, gastos, etc.

Online

Nadie tiene tiempo ni ganas de acudir a unas oficinas para realizar trámites.

Y, aunque en casos tan serios como la financiación de un coche durante varios años, no parece una mala idea hacerlo en persona, es posible realizar la operación por internet.

Para ello tendrás que recurrir a tu entidad bancaria habitual o considerar otras ofertas en el sector.

Aunque puedes avanzar bastante en la orden del pedido de tu vehículo nuevo en la página web de la marca del coche, nunca van a tramitar por completo la financiación, sino que un agente contactará contigo para reservar una cita en el concesionario de tu zona.

Sin embargo, los bancos sí que tienen automatizado el proceso de concesión de un préstamo para coche online, y puedes obtener el importe completo en tu cuenta sin moverte de casa.

Dónde financiar coche

El mejor lugar para financiar la compra de un vehículo es… aquel en el que tú te sientas más a gusto.

Pero, si tienes dudas, te voy a presentar las opciones más populares dentro de las dos categorías en las que todo buscador de préstamos que se precie quiere investigar.

Más barato

Como comprenderás, para poder hacer un estudio exhaustivo, debería hacerme cliente y domiciliar mis ingresos en todos los bancos que operan en España para llevar a cabo un ensayo de un crédito para coche. Y esto no es viable.

Así que me he limitado a estudiar las condiciones públicas de los simuladores de préstamos para no-clientes o de la página de venta al público que ofrecen.

Y he realizado una prueba con los siguientes datos:

  • Cantidad a financiar: 18.000€.
  • Ingresos: 1.200€.
  • Gastos: 400€.
  • Plazo: 96 meses.

Esto solo debería servirte como orientación, pues tus ingresos y gastos pueden ser muy diferentes, e influye a gran nivel el grado de vinculación que tengas con la entidad bancaria a la hora de obtener determinadas condiciones para un préstamo.

Además, cada banco simula las condiciones a su manera, asumiendo que eres un varón de 21 años que contrata un seguro de vida, por ejemplo.

  • Bankinter
    • No dejan configurar la cantidad a financiar, y conceden un máximo de 15.827€, con un 5,63% de TAE, una cuota mensual de 199€ y una cantidad total a devolver de 19.515€. 
  • Kutxabank
    • Tú estableces el TIN y el TAE (validez nula), y asumiendo los mismos intereses que en Bankinter, la cuota mensual para 18.000€ en 96 meses es de 227,45€
  • Abanca
    • No dejan indicar ingresos y gastos, y para los datos de la prueba te dan un TAE del 9% y una cuota mensual de 230,03€. Aseguran que te responden en 24 horas.
  • Liberbank
    • No tienen simulador disponible, pero están ofertando un TIN desde el 5,5% y un TAE del 6,41% en 10 años, con nómina domiciliada o seguro social y contratación de seguro de vida.
  • Santander
    • Para alguien con 30 años de edad, para un coche no eléctrico, y con seguro de vida, ofrecen un TAE del 7,07% (que convierte mejor), una cuota mensual de 244,14€ y un total a devolver de 18.926,92€.
  • BBVA
    • Con una nómina superior a 1000€ domiciliada durante toda la vida del préstamo: un TAE del 6,85%, cuota mensual de 236,11€ y un total a devolver de 23.080€.
  • Bankia
    • Un coche nuevo no ecológico se queda, según su simulador, en 236,11€ al mes, con un TAE del 6,55% y un importe total a devolver de 22.936€
  • Cetelem
    • La subsidiaria de BNP Paribas te deja la simulación en una cuota mensual de 236,11€, con TAE del 6,12% y una cantidad total a devolver de 22.666€.
  • La Caixa
    • No ofrece un simulador público ni facilita datos ficticios, por lo que solo podrás calcularlo online teniendo cuenta con ellos.

Sin intereses

No existe un préstamo personal o para vehículos a día de hoy que no aplique intereses. Ese concepto es una utopía.

Y, aunque los intereses más bajos no deberían ser el único dato que te hiciese tomar la decisión, si quieres guiarte por las ofertas simuladas de los bancos:

  • Bankinter ofrece el interés más bajo con un TAE del 5,63%, seguido por Cetelem con un 6,12% y Liberbank con un 6,41%.
  • En la media se encuentran Bankia, BBVA y Santander, a bastante distancia Abanca con un 9%, y en terreno desconocido Kutxabank o La Caixa cuyos datos no he podido validar, pues no los hacen públicos.

Comparador de préstamos para coche

He incluido los bancos que están en la media, que además tienen una herramienta de simulación bastante completa, y he creado una tabla comparativa.

Los datos usados para calcular la financiación son:

  • Un coche no ecológico.
  • 18.000€ a 96 meses.
  • Incluyendo seguro de vida, si es posible.
EntidadAperturaSeguroTINTAECuotaTotal
Bankia270€No incluido5,95%6,55%236,11€22.936€
BBVA414€No incluido5,95%6,85%236,11€23.080€
Santander279€Incluido5,50%7,07%244,14€24.122€
CetelemNo indicadaNo incluido5,95%6,12%236,11€22.666€

Como ves, todas arrojan resultados parecidos, la mayoría con una cuota mensual calcada con diferentes intereses.

Casi todos los simuladores no dejan incluir un seguro de vida (obligatorio cuando contrates el préstamo), y todas las entidades exigen que tengas domiciliada tu nómina durante la vida del mismo, excepto Cetelem.

En definitiva, si ya estás con alguna de estas entidades, quizá no merezca la pena que traslades todos tus datos y tu nómina a otro banco para aspirar al préstamo.

No obstante, si quieres asegurarte de que obtienes los intereses más bajos posibles, lo ideal es que hagas una tabla como esta y pidas un análisis detallado de las condiciones del préstamo concretas que necesites a cada una de las financieras.

Otras preguntas frecuentes sobre préstamos de coche

Y hasta aquí tienes todo lo que hay que saber para financiar tu coche en España.

¿Se ha quedado algo en el tintero?

A continuación respondo a otras preguntas habituales o FAQs que muchos usuarios me hacen llegar.

Qué son los seguros asociados a la financiación del coche

Los seguros son principalmente garantías de impago para la entidad que te financia y protección de pagos para ti (en la práctica más bien lo primero).

Los más comunes son el seguro por desempleo, que garantiza que se seguirán cubriendo las cuotas durante un periodo determinado de tiempo o en meses alternos, en el supuesto caso de que perdieses tu trabajo durante la vida del préstamo.

Y el seguro por fallecimiento o invalidez parcial o permanente. En el caso del fallecimiento, la aseguradora cubre al menos gran parte del préstamo si falleces y la financiera no se lo exigiría a tus herederos. Si se da el caso de la invalidez total o parcial que te impide trabajar como hasta ahora, también estaría cubierto.

Siempre a expensas de la letra pequeña, que podría dejar fuera supuestos casos en los que te has ido a subir un par de ocho miles, sin bomba de oxígeno, y con un grupo de sherpas y no has vuelto para contarlo.

En general, no suelen ser todos obligatorios, pero sí muy recomendables.

Cómo financiar coche comprado en Alemania

Si resides y pagas tus impuestos en España y estás pensando en comprar un coche en Alemania y además financiarlo, tengo malas noticias para ti.

No se puede. Al menos legalmente.

Y si puedes hacerlo, no quiero estar en tu piel durante todo el proceso de papeleo.

Seguro que podrías encontrar algún intermediario, un prestamista alemán que de alguna forma te vendiese una financiación para el trámite, pero no es mi intención con esta guía recomendar ideas irresponsables.

Ahora bien, si has decidido comprar al contado un coche en Alemania en el mercado de seminuevos, que es donde realmente puedes conseguir una ganga, hablemos.

Alemania es el mayor fabricante de coches de Europa, y además controla el mercado de gama alta con sus marcas.

Además, para el alemán medio es el doble de barato comprarse un coche, tienen mejores sueldos, cuidan bien el vehículo, y les gusta cambiar de coche a menudo.

¿Resultado? Uno de los mercados automovilísticos de segunda mano más potentes del mundo, donde hasta un español puede ir a pescar algo.

Para reunir el dinero que vas a necesitar tienes dos opciones:

  1. Ahorrar durante mucho tiempo.
  2. Conseguir un préstamo personal en un banco.

Una vez que tienes la liquidez necesaria para pagar al contado un coche en Alemania, puedes enfocarte en dos mercados:

  • El de la compraventa a particulares: te ahorrará unos trámites y costes y te obligará a abonar otros (como el impuesto de transmisión patrimonial de unos 600€). Además negociarás a contrarreloj con el particular, y eso nunca es recomendable.
  • El de la compraventa de coches usados en empresas dedicadas a ello: en mi opinión, lo más recomendable y seguro. Ellos se encargarán de todo el papeleo que necesitas para sacarlo de Alemania y contarás con ciertas garantías.

Cuando has decidido centrarte en el mercado de compraventa alemán, tienes que viajar al país y desplazarte entre ciudades si vas a ver varias posibilidades de negocio.

La siguiente decisión que tendrás que tomar, obviando la compra en sí misma del vehículo, es si vas a contratar a un transportista para trasladar el coche a España, o si vas a conducir tú mismo en él hasta aquí.

Teniendo en cuenta todo esto, te dejo una lista con una estimación de todos los gastos que puede suponer importar un coche desde Alemania, para que decidas si la diferencia de precio es suficiente como para descartar comprarlo en un buen Das WeltAuto o concesionario BMW en Marbella.

Gastos si vas a volver conduciendo el coche, comprando en empresa de coches usados:

  • Billete de avión (solo ida): 50€, si consigues un precio low cost.
  • Alojamiento para 2 noches: 120€. Cerrarlo todo en el mismo día en el que llegas va a estar complicado, incluso con dos noches creo que me quedo corto.
  • Comida: 80€, variará dependiendo de cómo de bien quieras comer.
  • Alquiler de coche y gasolina para 2 días: 200€. Si vas a moverte entre ciudades, como Munich o Stuttgart, el transporte público y los taxis no te saldrían mucho más baratos.
  • Certificado de revisión (obligatorio para mover el coche): 100€.
  • Seguro temporal: 100€.
  • Vuelta: 200€ de gasolina y algo más de 100€ en peajes.

Si vas a encargar el traslado a España a un transportista, calcula unos 750€ entre honorarios y seguros, más el coste de tu viaje de vuelta en avión u otro medio.

Gastos aproximados de puesta en circulación legal en España:

  • ITV: 50€.
  • Impuesto de circulación: 150€.
  • Matriculación y placas: alrededor de 900€.
  • Permiso de circulación: 80€.

Y, por supuesto, el importe total de compra del coche que hayas abonado.

Bastante más de 2000 euros en gastos si te lo traes tú mismo y, por supuesto, tu tiempo y esfuerzo.

Si te cuadra el ahorro y además disfrutas de las gestiones y el road trip: Auf wiedersehen!

¿Es mejor financiar coche o pagar al contado?

Si tienes el dinero y no te pesa gastarlo de golpe, siempre es mejor comprar al contado.

Pero, si como a la mayoría de los mortales, soltar de 14k a 20k en un solo día te descuadra un pelín el mes, recurrir a la financiación está bien si quieres disponer de un lujo como es el coche en propiedad.

Si puedes dar una entrada importante por el coche (varios miles de euros), las cuotas mensuales serán más asequibles, o te permitirá financiar el coche a menos años.

Es conveniente que durante la vida el préstamo amortices plazos del mismo si has conseguido reunir cierta cantidad de dinero y quieres ahorrar en intereses.

La mayoría de las financiaciones te obligan a mantener el préstamo durante determinados años como mínimo (sobre todo en el caso de los concesionarios), y no empezar a amortizar hasta el segundo año.

Todas te cargarán una comisión por amortización cada vez que liquides parte de tu deuda, pero suele ser baja y no impide que la operación sea rentable si hablamos de grandes cantidades.

¿Mejor renting o financiación?

Si te gusta mucho el coche que vas a comprar, quieres exprimirlo al máximo, y buscas amortizar su uso desde el primer mes en el que pagues la última cuota, lo mejor es financiar un coche para que acabe siendo de tu propiedad.

Si te cansas enseguida de conducir siempre el mismo coche durante años, y además te atrae la idea de no tener que preocuparte por pagar mantenimiento, ITV, seguro, etc., el renting es más recomendable.

No es mucho más barato, porque pagarás cada mes de forma prorrateada el coste de estos servicios, y por tanto la cuota será más alta, pero al final del período mínimo de renting podrás dar el salto a otro modelo con mucha facilidad y estrenar coche nuevo cada 3 o 4 años.

Además, si decides que ya no necesitas coche y no quieres seguir pagando por uno, al finalizar el próximo periodo de renting lo entregas y finalizas el contrato.

En el caso de seas trabajador autónomo o empresario, el renting se vuelve una opción aún más atractiva, porque podrás desgravar gran parte del IVA e incluso del coste de combustible, si justificas el uso del vehículo de forma profesional.

¿Cómo vender un coche con financiación?

Para vender un coche cuya financiación está en curso y a tu nombre, primero tienes que asegurarte de que la financiera no ha establecido una cláusula que se conoce como Reserva de Dominio.

Esta cláusula impide que puedas transferir el vehículo a otra persona física o jurídica sin la autorización de la financiera, normalmente si no se ha satisfecho el importe completo del préstamo.

Se establece en el Registro Provincial de Bienes Muebles, y es allí donde también puedes consultar si tu vehículo figura o no con esta reserva.

Normalmente, si la financiera ha habilitado esta cláusula, al finalizar el préstamo realizará las gestiones pertinentes para cancelarla y transferir la propiedad a tu nombre.

Si has pagado la deuda al completo y tu vehículo aún así tiene reserva de dominio, contacta con la empresa que te financió para exigirles la retirada de la misma.

En el caso de que estés pagando a plazos tu coche financiado sin reserva de dominio, eres libre de venderlo y transferirlo como consideres oportuno.

Eso sí, serás tú el que tenga que seguir abonando las cuotas de financiación que en su día firmaste, aunque lo lógico es que si lo vendes, sea para cancelar el préstamo con el dinero obtenido.

Cuándo se firma la financiación

La financiación se firma en el momento en que la financiera, ya sea tu banco o la propia marca, tras revisar la documentación y estudiar tu perfil, ha aceptado conceder el contrato de préstamo, y para formalizarlo requiere de tu consentimiento.

Se realiza siempre días o semanas antes de la entrega del coche, según disponibilidad del vendedor.

El ciclo de venta con financiación en un concesionario es:

  • Dejar una señal a convenir por la reserva del coche.
  • Solicitar la financiación y entregar la documentación pertinente.
  • Una vez aprobada, se produce la firma del contrato de financiación.
  • Contratación del seguro obligatorio para circular con el automóvil (con o sin mediación de tu concesionario).
  • Recogida del vehículo y la documentación a tu nombre.

En el caso del banco, se realizará antes de que éste transfiera los fondos solicitados a tu cuenta.

Cómo negociar

La mejor forma de negociar es jugar con la oferta y la demanda para, al menos, conseguir el precio más bajo posible que las financieras están dispuestas a darte.

Mi truco personal es:

  1. Acude al concesionario y deja que el comercial te explique toda la oferta de financiación del vehículo con su marca.
  2. Coméntale que te parece un poco alto y pídele el precio al contado.
  3. Te responderá diciendo que te sale peor si lo compras al contado.
  4. Le dices que aún así vas a presentarle la oferta a tu banco para ver en cuanto se queda el precio si te lo financian ellos.
  5. Cuando la tengas, con una llamada, le cuentas al comercial cuánto ahorras si lo financias con tu banco a X años, y si es necesario le pasas el PDF con la oferta por email.
  6. Acto seguido, te dirá que va a hablar con su financiera para mejorar esa financiación.
  7. Igualará o superará la financiación de tu banco y ya es cuestión tuya decidir con quien lo tramitas.

Los precios en los concesionarios oficiales hoy día están tan controlados que el regateo ya no existe, el precio es el que es.

Quizá puedas tener un margen de unos 1000€ de regateo en casas de compraventa multimarca, y también puedes usar el método de la oferta y la demanda para obtener el mejor precio financiado.

¿Se puede comprar a plazos sin financiar?

Es posible si cuentas con los servicios de un tercero que realiza la financiación por ti y luego te la revende con la posibilidad de pagar a plazos.

Muchas de estas empresas además publicitan que la operación no requiere de aval ni de nómina, e incluso te ofrecen la opción de aplazar el primer pago hasta 6 meses.

En estos casos el coche nunca está a tu nombre y las comisiones por la operación son leoninas. Si dejas de pagar, las consecuencias pueden ser muy graves.

Desde luego, si no tienes nómina ni ingresos legales como autónomo, pagar a plazos un coche no es para nada recomendable.

Financieras para compraventas de coches

Algunas de las financieras más conocidas en el sector profesional de la compraventa de vehículos son las siguientes:

  • Cetelem: la conocida marca de BNP Paribas, con una importante presencia en el sector financiero no solo de coches, sino de cualquier producto de consumo.
  • Abanca: un servicio financiero del banco del mismo nombre orientado a profesionales de la venta de automóviles nuevos o de ocasión.
  • Finanzia: un producto de BBVA especializado en renting para empresas y particulares.
  • Credit Services: una financiera multipropósito con sede en Barcelona cuyos servicios no parecen muy actuales.
  • Intrum: una financiera especializada en gestión de impagos, entre ellos las deudas contraídas por la financiación de coches.
  • Carrefour Pass: el gigante francés de los supermercados también tiene su propia financiera, y siendo miembro puedes solicitar préstamos para financiar tus compras con ellos o para otros planes.

El Corte Inglés: famosa por su tarjeta, la financiera del Corte Inglés te da acceso a un montón de servicios y partners asociados con sus productos, también en el mundo del motor.