¿Fondos Vanguard o Fondos Amundi?

Cuando hablamos de fondos de gestión pasiva, automáticamente hay dos gestoras, con permiso de un tercero, que nos vienen a la cabeza: Vanguard y Amundi.

Se trata de una pregunta que a pesar del tiempo que pase y las veces que sea respondida, seguirá dando guerra. Y no precisamente porque sea una dicotomía como la de los equipos de fútbol.

Evidentemente Vanguard tiene la ventaja de haber sido fundada por todo un referente de la inversión como John Bogle. Lo cual, en no pocas ocasiones, provoca un sesgo en favor de la gestora americana. Más si cabe, teniendo en cuenta que muchos inversores se introducen a la inversión en fondos de inversión a través su libro más famoso: Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común.

¡Ojo! Estamos hablando de fondos, no de ETFs. Al menos en España, el tratamiento fiscal es diferente y eso lo tendremos en cuenta en este artículo.

🧭 ¿Quién fue primero Vanguard o Amundi?

Si le preguntas a cualquier inversor te dirá que el origen de todo esto se encuentra en 1974, cuando John Bogle decidió rebelarse contra la industria de la inversión y comenzar una andadura que sigue a día de hoy.

Una andadura basada en bajas comisiones y rentabilidades suculentas, pero no por ello poco realistas. Bogle quería que cualquier inversor pudiera invertir y que no fuera una cosa reservada para los que tenían un capital elevado.

Algo, todo sea dicho, que llama la atención teniendo en cuenta que la inversión mínima para muchos de sus fondos era de 100.000 euros. Sin embargo, el avance financiero y la digitalización de los últimos años permitió que se pudiera invertir en sus fondos (con ciertas condiciones) con mucho menos capital.

Tal era el caso de BNP Paribas (que ya ha dejado de operar en España) o ING que sigue permitiendo operar en ellos, pero con comisiones más elevadas de las que ofrecía este último., facilitan invertir en sus fondos.

Amundi, por su parte, fue fundada bastante más tarde. Es cierto que se fusionaron con Pioneer Investments cuyo origen data de 1928, pero no destacaba por la filosofía que implantó en el mundo de la inversión John Bogle. Así, el vacío provocado por Vanguard en Europa y el ascenso de la gestión pasiva, provocó que Amundi se posicionara como la gestora de fondos indexados más importante de Europa.

Aunque no ofrecen exactamente los mismos productos, comprar fondos indexados de Amundi es bastante más sencillo que invertir en fondos Vanguard. Cada vez más bancos, como Openbank o Selfbank, están ofreciendo sus fondos a inversores con poco capital.

Lo más importante en este punto es ver el capital mínimo de entrada en cada uno, la comisiones de compra y venta, así como los costes asociados de la cuenta (aparte de los del fondo).

🌍 ¿Dónde vives y cuánto quieres aportar?

En Estados Unidos el ganador por goleada es Vanguard. Sin embargo, en Europa Amundi juega un papel fundamental. Esto es debido a que los fondos de la gestora americana presentan desventajas como las comentadas anteriormente.

Sin embargo, tengo una gran noticia para ti, si no eres un inversor con un gran capital y lo que has decidido es invertir de forma periódica la diferencia de comisiones entre Vanguard y Amundi es irrisioria. Me explico ↓

Por lo general, los fondos Vanguard son especialmente famosos porque son muy baratos. Por ejemplo, si observamos los gastos que tiene invertir en el Total World Stock Index de Vanguard con el Amundi MSCI World (que es el equivalente) tenemos unas comisiones de 0,10-0,18% para Vanguard contra unas de 0,30% para Amundi.

*Las comisiones pueden variar según donde contrates el fondo.

Aún así, supongamos que Vanguard cobra un 0,10% y Amundi un 0,40%. ¿Cuál sería la diferencia de rentabilidad dentro de 30 años?

Pues suponiendo que hemos hecho aportaciones del orden de 200 euros mensuales (2.400 al año), y la rentabilidad anualizada ha sido del 7%, la diferencia sería de aproximadamente 12.000 euros. ¡Pero espera! Esto tiene truco ↓

AñoAportación anualInversión al 7% anualFondo AmundiFondo Vanguard
1                 2.400 €                    –   €
2                 2.400 €             2.568 €             2.558 €             2.566 €
3                 2.400 €             5.316 €             5.286 €             5.308 €
4                 2.400 €             8.256 €             8.193 €             8.240 €
5                 2.400 €           11.402 €           11.292 €           11.374 €
6                 2.400 €           14.768 €           14.596 €           14.725 €
7                 2.400 €           18.370 €           18.117 €           18.306 €
8                 2.400 €           22.224 €           21.872 €           22.135 €
9                 2.400 €           26.347 €           25.874 €           26.228 €
10                 2.400 €           30.759 €           30.140 €           30.603 €
11                 2.400 €           35.481 €           34.687 €           35.280 €
12                 2.400 €           40.532 €           39.535 €           40.280 €
13                 2.400 €           45.938 €           44.703 €           45.625 €
14                 2.400 €           51.721 €           50.211 €           51.339 €
15                 2.400 €           57.910 €           56.084 €           57.447 €
16                 2.400 €           64.531 €           62.344 €           63.977 €
17                 2.400 €           71.617 €           69.017 €           70.957 €
18                 2.400 €           79.198 €           76.130 €           78.418 €
19                 2.400 €           87.310 €           83.713 €           86.395 €
20                 2.400 €           95.989 €           91.797 €           94.921 €
21                 2.400 €         105.276 €         100.414 €         104.037 €
22                 2.400 €         115.214 €         109.599 €         113.781 €
23                 2.400 €         125.847 €         119.391 €         124.197 €
24                 2.400 €         137.224 €         129.830 €         135.332 €
25                 2.400 €         149.398 €         140.957 €         147.236 €
26                 2.400 €         162.424 €         152.818 €         159.961 €
27                 2.400 €         176.361 €         165.463 €         173.564 €
28                 2.400 €         191.274 €         178.942 €         188.105 €
29                 2.400 €         207.232 €         193.310 €         203.650 €
30                 2.400 €         224.306 €         208.627 €         220.268 €
               72.000 €

En el año 20 tendremos solo una diferencia de 4.000 euros (fecha en la que conseguimos según este supuesto los 100.000 euros) y, por tanto, al cumplir el mínimo nos iríamos directamente al fondo más barato de Vanguard.

Por tanto, aunque parezca osado no vas a notar en exceso la diferencia. Y esto, teniendo en cuenta una diferencia excesiva que en la práctica no es tanta. Lógicamente a mayor aportación, inversión inicial o rentabilidad mayor será la diferencia. Y, al contrario, a menos aportación, inversión inicial o menor rentabilidad más leve será esta.

En conclusión, dado que las rentabilidades de los fondos son prácticamente idénticas, lo que cambia el asunto es la comisión y a corto plazo apenas se nota.

Nuestra opinión, más allá de los detalles, es que si tu idea es ir haciendo pequeñas aportaciones periódicas como las que hemos explicado en el ejemplo, no te detengas en eso. La diferencia de aquí a 3 años va a ser irrisoria y los traspasos entre fondos son fiscalmente gratuitos. Es decir, no computan como una venta. Y, por tanto, no tendrías que tributar por las hipotéticas ganancias obtenidas.

Dicho lo cual, si estás en Europa y te resulta más fácil invertir con Amundi hazlo, incluso aunque Vanguard sea más grande a nivel mundial y tenga comisiones más baratas. Siempre y cuando, claro está, la composición de los fondos sea equivalente.

Nota: La diferencia entre ambas gestoras se ha centrado únicamente en la rentabilidad y las comisiones, no en cuestiones más profundas como el préstamo de valores o la manera en que operan las gestoras.