Comparador de préstamos personales: calculadora y simulador de intereses

En un mundo en el que a veces vivimos por encima de nuestras posibilidades para no tener que vivir por debajo, pedir un préstamo personal está a la orden del día.

La mejor noticia que podría darte es que no tuvieras nunca la necesidad de pedir uno.

La segunda mejor noticia es que, si vas a solicitar uno de estos créditos, has aterrizado en el lugar adecuado.

He peinado la red para que obtengas aquí y ahora la mejor información y comparativa posible entre los distintos productos financieros del mercado.

Es toda tuya.

Ah, y con una calculadora para simular intereses de regalo.

📍 Navegar por el contenido

Cuánto cuesta o cuánto interés tiene un préstamo personal

No hay una respuesta exacta a esta pregunta, pues dependerá de cada caso individual y de la entidad que te conceda el préstamo.

Por otro lado, aunque el interés es el indicativo más claro del coste de un préstamo, cada vez los prestamistas incluyen más gastos en el total a devolver: sus honorarios por ponerlo en marcha, seguros, comisiones de apertura, de estudio, de cancelación, gastos administrativos, etc.

Todo esto forma parte de cuánto te va a costar pedir ese préstamo a devolver y debe ser tenido en cuenta.

No obstante, si quieres realizar un estimación rápida y a ojo cuando comparas préstamos, debes poner atención en la Tasa de Interés Nominal (TIN) y la Tasa Anual Equivalente (TAE).

El famoso TAE es el aglutinador de casi todos los intereses y gastos en un complejo cálculo cuyo resultado es un valor incluido en la operación.

Comprueba si el TAE que te ofrecen es fijo o variable y, si quieres un valor ancla desde el que decidir si es alto o bajo, puedes tomar como referencia un TAE del 8,80%, que es la media en torno a la cual, según el Banco de España, se están concediendo préstamos personales.

Cual es el mejor préstamo personal de España

Solo puedo darte una respuesta subjetiva a la pregunta, ya que es una elección totalmente personal y este tipo de producto es muy cambiante.

Además, las condiciones que encumbran a estos préstamos varían según la cantidad máxima que conceden. Y esta podría ser inferior a la cantidad que necesitas.

Por tanto, los mejores préstamos según el rango de cantidades pueden ser:

Hasta 3000€: el préstamo “Expansión Puntual” del Banco Sabadell se lleva la palma; y además el nombre del producto va que ni pintado. Aunque con comisión de apertura variable, te cobrarán un 0% de TIN, difícil competir contra esto.

Hasta 6000€: si piensas en solicitar un préstamo de esta cantidad en breve y devolverlo en un máximo de 5 años, tienes el préstamo de Liberbank a un 7,20% TIN y 7,43% TAE.

Hasta 15.000€: los de Cofidis han trascendido por ser muy parodiables en el mercado del humor español, pero también venden productos muy serios, y su préstamo al 4,95% de TIN y poco más del 5% de TAE, es uno de ellos.

Hasta 24.000€: OpenBank, del grupo Santander, y su préstamo al 6,96 de TIN y 7,17% de TAE, buenos porcentajes, buena cantidad.

Hasta 30.000€: además de contar con una buena tarjeta de crédito, la financiera de EVO también promueve un interesante préstamo con un TAE del 7,23% y un TIN del 7%.

Hasta 40.000€: el préstamo online de Kutxabank. No he encontrado nada por esta cantidad con menos del 4,99% de interés que ofrecen los bilbaínos.

60.000€ o más: este es el premio gordo, la Champions de los préstamos. La entidad que se posiciona como la mejor en este rango gana muchísimo en prestigio, por eso hay mucha más batalla.

Los que están en zona UEFA y más arriba serían:

  • Banco Caixa General: con un 6,75% TIN y 7,25% a 8 años, lo que ellos denominan un Préstamo Personal Plus.
  • Cetelem: los franceses de BNP Paribas, según el destino de tu dinero, ofrecen una oferta desde el 5,95% TIN y 6,12% TAE bastante dinámica.
  • Abanca: con un 5,45% TIN y un 8,96% TAE a 96 meses. Un interés anual muy bueno, pero luego se descompensa con un TAE superior a la media.
  • Bankinter: hasta 90.000 euros en 8 años y desde un TIN del 4,95% y un 5,06 TAE que a buen seguro subirán notablemente cuando superes los 15.000€ de préstamo.
  • Credirealidad de Cajamar: atractivo préstamo a devolver en hasta 10 años y desde un 5,95% TIN y un 6,12% TAE.
  • Préstamo Naranja de ING: el banco de Matías Prats va directo al número uno, con el 5.95% TIN y 6,11% TAE.

Por un lado, me quedo con los 15.000€ de Cofidis, una buena cantidad, sin más intereses que las tasas mencionadas y que además no te exige cambiar de banco o domiciliar nómina.

Por otro lado, nada mal Cetelem, con la típica flexibilidad de los franceses, se puede gestionar en 48 horas y, según el destino del préstamo, se queda en buenos porcentajes. Como mínimo merece que lo estudies.

Y si hay que escoger el mejor préstamo personal, elijo el Préstamo Naranja de ING. No tiene comisiones ocultas, no hay que contratar extras ni domiciliar nómina, y se tramita 100% online en pocos minutos. Intereses bajos y amplitud de cuantía, según tu caso personal.

Recuerda que todo esto son estimaciones, que los créditos anunciados siempre están asociados a un estudio personal del cliente, y que el mercado fluctúa rápido.

Estudia detenidamente toda oferta y solicita la información necesaria que estimes oportuno a la financiera.

¿Y el más barato?

Ah, te interesa saber cuál sería el más barato fijándote solo en los números de cada oferta y sin personalizar.

De acuerdo.

Si te cuadra la cantidad máxima, el préstamo más barato está en el Banco Sabadell, “Expansión puntual”: al 0% TIN y hasta 3000€.

  • No cobra comisiones de estudio ni por cancelación o amortización.
  • No necesitas domiciliar.
  • Comisión de apertura variable según el plazo de devolución.
  • 0% TIN.

Especialmente si necesitas un crédito entre 1000 y 3000€, y a no ser que alargues excesivamente el plazo (puesto que la comisión de apertura es variable y se incrementará), no hay nada más asequible y seguro para el bolsillo en estos momentos.

¿Se puede pedir un préstamo personal estando en Asnef?

Es posible solicitar un préstamo aún figurando en la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF).

Eso sí, no esperes conseguirlo por parte de una entidad bancaria, éstas te cerrarán inmediatamente las puertas en cuanto detecten que formas parte de una lista de morosos.

Tendrás que recurrir a una financiera dedicada a cubrir estos préstamos de riesgo.

Para que este tipo de empresas te faciliten un préstamo te pedirán una serie de requisitos aproximados a estos:

  • Que la cantidad que debes no supere cierto límite (variará según cada empresa), especialmente si la deuda es contraída con un banco.
  • Residir legalmente en España y presentar un documento de identificación válido y que así lo acredite.
  • Una edad mínima (en torno a 25 años).
  • Ingresos habituales, nómina, pensión, subvención, o documentación que demuestre solvencia.
  • Documentación que especifique la deuda que mantienes con tu acreedor: cantidad, motivo e identidad del mismo.
  • Avalar con algún bien de tu propiedad (coche, casa, etc.).

Los intereses no serán tan competitivos como los de un préstamo personal al uso, y además te enfrentas a severas penalizaciones si no devuelves el préstamo, e incluso a procesos por la vía judicial.

Calculadora y simulador de préstamos personales

A ti, que te gusta llevar los deberes hechos desde casa, te voy a enseñar cómo calcular, y entender, los préstamos personales.

Si eres un clásico y solo confías en papel y lápiz, equípate bien y apunta esta fórmula:

Cuota Mensual = (Capital x interés) / 1 – (1 + interés) -n

Calculando la cuota mensual sabrás fácilmente lo que vas a pagar en total.

El capital ya lo sabes (a tu elección), así que debemos empezar calculando los intereses (i).

Cada mes tendrás que abonar una parte de intereses, y un año son 12 meses, por lo que podemos conocer i dividiendo el interés (que vamos a suponer que es del 6%) entre 100, y después entre 12:

i = 0,06 / 12 = 0,005

Con lo que tendrás un interés del 0,005.

“n” es el número de cuotas a pagar mensualmente, por lo que si vas a pagar el crédito en 8 años:

n = 8 x 12 = 96 meses.

Y ya podemos hacer el cálculo de la cuota mensual suponiendo que vamos a pedir un capital de 30.000 euros:

Cuota mensual = 30000 x 0,005 / 1 – (1 + 0,005)-96

La cuota mensual resultante debe ser de 394,24€.

Conociendo este número, también sabemos el total de lo que vamos a pagar si multiplicamos dicha cantidad (394,24) por el número de meses (96), obteniendo 37.847,03€.

Si restamos el capital solicitado (30.000) de la suma de todas las cuotas (37.847,03), deducimos que estamos pagando 7.847,03€ de intereses.


Hazlo en una hoja de cálculo

Si quieres resumir todo esto en apenas 1 minuto de tu tiempo, abre una hoja de cálculo, por ejemplo en Excel (también puedes usar Google Spreadsheets), y teclea en cualquier celda:

=PAGO(0,005; 96; -30000; 0)

Pulsa “Enter”, y ya tienes la mensualidad calculada en la celda, y el resto de datos a tiro de piedra en tu propio simulador de préstamos personales.

Cómo pedir un préstamo personal, pasos a seguir

Hay diversos motivos por los que te puede interesar pedir un préstamo personal, y según los mismos tendrás que enfocarlo de forma diferente, vamos a repasar los más comunes y te explico paso a paso cómo hacerlo. 

Online

Tu prioridad es no acudir a una oficina bancaria en persona, entre otras cosas, porque ¿quién disfruta de estos trámites in situ?

Localiza la web de la financiera donde quieres simular o solicitar el préstamo, yo voy a hacerlo con ING y su préstamo naranja, pero es bastante similar en la mayoría de sitios.

Te resumo el procedimiento:

  1. Simula el préstamo con la herramienta online que te facilitan, a través del botón “Calcular mi cuota”, y una vez cumplimentado, pulsa en “Lo quiero”.
    1. La parte más delicada es la de los ingresos y gastos, si no está bien balanceada, el propio simulador te denegará el préstamo.
    2. Si aún crees que con tus ingresos y gastos debería ser posible que te concedieran el préstamo, contacta con la entidad personalmente.
  2. Si se ha pre-aceptado, accederás a una serie de formularios muy completos que deberás rellenar con tus datos personales, de residencia, laborales.
    1. La mayoría de este tipo de préstamos requieren que seas trabajador por cuenta ajena o pensionista, y es el caso de ING.
  3. Al enviar todos estos datos, abrirás oficialmente una cuenta naranja en ING, necesaria para tramitar el préstamo y recibir el dinero.
  4. Posteriormente, la entidad te pedirá que introduzcas información de tu otro banco (salvo que ING sea tu banco personal) para no tener que enviarles documentación.
  5. Excepto el DNI, que deberás facilitar visible por las dos caras.

Si todo funciona correctamente recibirás todos los datos de la operación en tu correo electrónico, y el dinero del préstamo en tu reluciente cuenta Naranja de ING, que posteriormente podrás transferir a otra cuenta si lo deseas.

Sin nómina

Si necesitas solicitar un préstamo personal sin nómina, debes saber que las financieras la consideran como principal garantía de devolución, por lo que la mayoría de ellas no aceptarán tu solicitud.

Sin embargo, aunque no recomendable, sí que es posible solicitar un préstamo personal en esta situación.

Tendrás que recurrir a financieras especializadas cuyos nombres no te sonarán demasiado y, por lo general, cuanto menos datos recaben de ti y más permisivos sean con tus ingresos, más alto será el interés y más riesgo incluirá la operación para ti.

Algunas no te pedirán nómina, pero sí una pensión o una fuente de ingresos alternativa, ese será tu principal aval.

Si no puedes contar con ingresos, el aval sería realizado con un bien de tu propiedad (casa, coche, moto…).

Y si no te exigen ningún aval, los intereses serán muy altos, la penalización por demora exponencial y, por último, te podrían llevar a juicio si no pagas.

Los requisitos mínimos serán:

  • Ser mayor de edad con documento identificativo válido y en vigor (DNI, NIE).
  • Una cuenta bancaria abierta a tu nombre.
  • Un número de teléfono móvil asociado a un contrato donde eres el titular.

En algunos casos todo el trámite puede realizarse online por completo, y algunas de estas financieras son: Wandoo, Préstamer, CrediMarket, Suitaprest, HolaDinero o Vivus.

Con nómina

Si eres un trabajador por cuenta ajena puesto en nómina, las puertas del préstamo personal están abiertas ante ti.

De par en par, o entornadas, pero abiertas.

El proceso de solicitud a través de internet es muy válido, pero también puedes acudir en persona a las oficinas de la entidad.

Además, es probable que ya cuentes con un préstamo personal preconcedido en tu banco actual.

La documentación que una financiera te va a solicitar si no tienes cuenta con ellos será aproximadamente:

  • DNI o NIE.
  • Las 3 últimas nóminas (este número podría variar).
  • Documentación de una cuenta bancaria en la que seas titular.
  • Con menor probabilidad:
    • Contrato de trabajo.
    • Informe de vida laboral.
    • Declaración de la renta.
    • Bienes a tu nombre.

Con carencia

Es posible, aunque no muy habitual, solicitar un préstamo negociando periodos de carencia por adelantado, aunque algunos sí que incluyen cláusulas al respecto adelantándose a la posibilidad.

Si se da la circunstancia de que sabes con antelación que no vas a poder hacer frente a las cuotas de tu préstamo personal, lo mejor es hablarlo con el banco.

El trámite tendrá que ser presencial, pues no está contemplado en las automatizaciones telemáticas el modificar las condiciones del producto.

A la entidad no le interesa engordar su lista de morosos, así que si formalizas tu periodo de carencia, es posible que la financiera acepte uno de estos dos tipos:

  • De amortización: pagarías solo el porcentaje de intereses durante el periodo de carencia y no la cuota pendiente de amortizar.
  • Total: no pagarías nada durante dicho periodo, ni intereses ni cuotas.

Por supuesto más adelante tendrás que hacer frente a las cuotas atrasadas con intereses extra.

Este periodo es indeterminado y negociable y dependerá de la financiera aceptarlo o no.

También existe la posibilidad de un aplazamiento breve, solo de una mensualidad, y es más común en los préstamos, siendo incluso usado como uno de los beneficios en la publicidad del producto.

Urgente

Si necesitas liquidez con urgencia, debes centrarte en prestamistas especializados en el crédito rápido.

Si bien hay préstamos bancarios personales a largo plazo y con cuantías importantes que pueden ser tramitados online en 48 o 72 horas, sus condiciones son más estrictas, e implican un endeudamiento de varios años.

Hay entidades menos conocidas con productos especializados en la concesión de minicréditos rápidos que pueden ir desde los 300€ hasta los 4.000€.

  • Vivus. La mejor opción si necesitas 300€ de forma urgente.o
    • Si es la primera vez que lo contratas, no te cobran intereses.
    • Se solicita online cualquier día de la semana, y la transferencia  del crédito puede estar lista en 15 minutos.
    • Debes ser mayor de 24 años (entre 21 y 24, solo 200€ máximo).
    • Se devuelve en el plazo de un mes.
    • Si ya eres cliente puedes solicitar hasta 1000€, con interés.
  • Moneyman. Condiciones similares a las de Vivus, pero con la posibilidad de pedir hasta 400€ si es la primera vez, o 1200€ si ya eres cliente. Además, hasta 2 meses de plazo para devolución (4 meses para clientes).
  • QuéBueno. Un minicrédito de hasta 300€ con comisión del 0,99%. ¿Las ventajas? Aceptan incluso si estás en Asnef y admiten este código promocional con un descuento del 15% para nuevas altas.
  • Cofidis y Monedo Now. En un rango de entre 500 y 5000 euros se encuentran estas dos financieras que ofrecen 4000 y 5000 euros respectivamente al 24,51% y 29% TAE. Sin comisión de apertura y 41 o 48 meses para devolver.

Con aval

A ninguna financiera le amarga el dulce del aval, solo tienes que sacarlo a relucir durante el proceso de contratación.

Si no tienes una fuente de ingresos y tu único aval es una propiedad, necesitarás documentación que acredite que eres el único titular y que puedes disponer de ella.

Si la propiedad es compartida porque tiene más de un titular, necesitarás la firma y autorización de todos los propietarios para poder ofrecerla como aval en una operación financiera.

La mayoría de empresas privadas que te financien sin nómina o figurando en Asnet aceptarán de buena gana venderte su préstamo si aportas un aval.

También los bancos lo aceptarán en el caso de que tus ingresos y gastos se encuentren en un nivel de riesgo para ellos, aunque lo normal es que soliciten la firma de un avalista que te respalde.

Con garantía hipotecaria

Un préstamo de este tipo es como un préstamo con aval de alto nivel.

Se trata de sumas que pueden alcanzar hasta los 300.000 euros.

Esta garantía asume que vas a poner sobre la mesa una vivienda a tu nombre, libre de cargas o con la hipoteca casi cubierta.

Y no solo puede ser una casa, también un local comercial, una nave industrial, una licencia de trabajo (por ejemplo, un taxi) e incluso una obra de arte de gran valor económico.

En líneas generales:

  • El préstamo hipotecario acepta Asnef.
  • Puedes tenerlo concedido y transferido en una semana.
  • El plazo de devolución gira en torno a 20 – 30 años.
  • Normalmente te van a conceder alrededor del 50% del valor de la propiedad aportada.
  • El TAE puede variar, desde el 8% hasta el 18% aproximadamente según la empresa.
  • Si algún amigo o familiar te quiere tanto como para poner su propiedad en juego, también suele ser aceptada.

Algunas de estas financieras son: Suitaprest, Grupo Supre, o PideTuCredito.

No hace falta que mencione en profundidad lo que ocurre si avalas este préstamo con una propiedad y no lo devuelves.

Para reunificar deudas

Una situación cada vez más común hoy día, en la era de los micropréstamos, tarjetas de crédito, y gastos personales sin control, es la de encontrarse con pequeñas deudas a las que hacer frente a final de mes.

Por si solas quizá no representan una gran amenaza hablando de cuotas de 50, 100, o 200€ mensuales, pero si tienes varias de ellas puedes verte con el agua al cuello.

Usar la palabra “solución” no me hace sentir cómodo, pero existe la posibilidad de pedir un préstamo para reunificar deudas.

Es decir, solicitar financiación por un importe suficiente como para cancelar todas las micro-deudas pendientes y hacer frente a la cuota mensual del nuevo préstamo, que será menor que la suma de todas las pequeñas deudas pendientes.

Esto no quiere decir que vas a pagar menos dinero, sino todo lo contrario, ya que tendrás que devolver de nuevo más intereses a largo plazo.

Sin embargo ganarás tiempo para hacerte cargo mes a mes de tus deudas con una cuota mas asequible.

La mayoría de los bancos ya contemplan esta posibilidad y puedes marcar la opción “Reunificación de Deuda” al solicitar el crédito.

Para divorciarse

Recurrir a un préstamo personal, por lo general, no es nada agradable.

Pero si hay una situación en la que debe sentar especialmente mal, es en la del divorcio.

Sobre todo si la pareja figura con bienes gananciales y han contraído deudas conjuntas durante el matrimonio, como una hipoteca, una reforma, un coche, etc.

Si es este tu caso, hay varias opciones:

  • Si el divorcio es amistoso, se puede abrir una cuenta conjunta donde domiciliar todas las deudas y confiar en que cada una de las partes ingresará mensualmente el dinero para hacer frente a las mismas. Pero siempre existe el riesgo de que alguno de los dos deje de pagar o utilice dicha cuenta para otros fines no contemplados con los que acabar perjudicando al otro.
  • Si el préstamo implica que existe un bien físico, como una casa o un coche, hay dos opciones:
    • Se puede vender la propiedad y cancelar la mayor parte posible de la deuda.
    • Se puede decidir quién de los dos será el único propietario y traspasar a este la titularidad y responsabilidad de los pagos. Esto tiene un par de inconvenientes:
      • Conlleva gastos y comisiones extra.
      • Una de las partes querrá recuperar el dinero invertido en la propiedad, por lo que solo se cerrará la operación si el nuevo dueño abona la parte correspondiente al excónyuge, ya sea en privado o tras juicio.
  • A veces, ninguna de estas opciones ofrece la flexibilidad suficiente o resulta más barata que volver a pedir un préstamo personal. El Préstamo Naranja de ING de hasta 40.000€ o algún producto de Cofidis permiten obtener financiación rápida que podría ser suficiente para reunificar deudas y liberarte de las ataduras financieras de tu expareja.

La opción del préstamo personal para divorcio es cada vez más aceptada por los bancos en el momento de indicar el motivo de la solicitud, e incluso cuenta con tarifas especiales.

Préstamos personales al consumo, ¿cuál es el más conveniente?

Los préstamos al consumo suelen ser todos aquellos préstamos de gran envergadura destinados a adquirir bienes o servicios, a excepción de un préstamo hipotecario, que tiene su propia categoría.

Entran en esta definición préstamos destinados a:

  • Viajes.
  • Pago de Másters o cursos de formación.
  • Coche.
  • Reformas de vivienda.
  • Muebles.
  • Equipamiento informático.
  • Etc.

Al igual que cuando contratas un préstamo personal genérico, es difícil señalar a un producto como el más indicado, pues es algo subjetivo y dependiente de tus circunstancias.

  • ¿Cuánta cantidad necesito exactamente?
  • ¿Priorizo una cuota mensual baja a costa de alargar el plazo?
  • ¿Voy a amortizar lo antes posible para cancelarlo con antelación?
  • ¿Me interesa el que tiene el interés más bajo?

Son algunas de las preguntas que deberías hacerte para encontrar el más conveniente para ti.

Algunos de los préstamos para el consumo que cubren la mayoría de las necesidades con buenas condiciones son:

Préstamo Naranja de ING: hasta 40.000€ con un TIN del 5,95%, aplicable 100% online y rápido.

Cofidis: 15.000€ con un TIN muy bajo, 4,95%, y totalmente online. Además tienen un micro-préstamo directo de hasta 4000€ sin comisiones muy interesante.

Expansión Puntual: el banco Sabadell tiene este producto ideal para un pequeña necesidad, hasta 3000€ al 0% TIN y bastante flexible de plazo. Si lo devuelves rápido pagarás muy poco en concepto de comisión de apertura; ideal para ese viaje que tenías en mente o el mejor ordenador para tu despacho.

Cetelem: un clásico en el mundo de la financiación, que seguro que has visto en multitud de tiendas online; tienen una oferta muy variada de préstamos hasta 60.000€ y los intereses están dentro de la parte media-baja del mercado. Posteriormente se puede gestionar todo desde una aplicación móvil bastante útil para controlar el cuadro de amortización e ir recortando cuotas.

Comparativa de préstamos personales de la OCU

La OCU suele elaborar comparativas bastante detalladas e interesantes.

El problema es que para acceder a su comparador de préstamos tienes que crear una cuenta, y para que te recomienden uno personalizado debes ser socio y pagar la cuota mensual de la Organización de Consumidores y Usuarios.

Yo ya lo he hecho por ti, simulando una financiación de 20.000€ a devolver en 6 años.

Y he elaborado esta tabla con los 5 préstamos personales que recomienda la OCU, ordenados de mayor a menor ahorro en intereses:

ConceptoBanco CaminosSantanderBankinterBankoaING Naranja
Calidad Media6260676285
Cuotas324,42 €326,76 €321,63 €312,81 €330,99 €
TIN5,25%5,50%4,95%3,99%5,95%
TAE5,58%6,31%6,75%5,04%6,11%
Comisión Apertura0,25%1,5%2%1%0%
Domiciliación de NóminaSISISISINO
Con Seguro de VidaNONOSISINO
Interviene NotarioSISINONO
A qué va destinadoGeneralVehículos con antigüedad máxima 36 mesesGeneralGeneralGeneral
Oficina / OnlineOficinaInternetOficinaOficinaInternet
Comentarios EspecialesSolo para Ingenieros de Caminos y familiaresPréstamo especializado en vehículosBuena calidad, importe total más altoRequiere contratar una tarjeta de créditoSi se domicilia una nómina las condiciones mejoran
Importe Total Adeudado23.468,46 €23.886,56 €24.051,38 €23.058,59 €23.830,99 €

En conclusión, la OCU está de acuerdo conmigo en que el Préstamo Naranja de ING es el préstamo para el consumo más versátil del momento considerando cuantía, requisitos, prestaciones, e intereses.

Tabla comparativa de préstamos personales

Si, como a mi, no te vale con la comparativa de la OCU, echa un vistazo a la tabla que he creado con los mejores préstamos personales que he mencionado en el artículo:

Importe MínimoImporte MáximoPlazoC. AperturaTINTAEONLINE
Banco Sabadell1.0003.000hasta 10 mesesDesde 20 hasta 100€0%Desde 8.36%NO
Liberbank3.0006.0002 a 5 añosNO7,20%7,43%SI
Cofidis4.00015.0001 a 8 añosNO4,95%5,07%SI
Openbank30024.0001 a 5 añosNO6,95%7,17%NO
EVO6.00030.0001 a 8 añosNO7,00%7,23%SI
Kutxabank5.00040.0003 a 84 mesesNO4,99%5,11%SI
Caixa General?60.000hasta 8 años1% (mínimo de 60€)6,75%7,25%NO
Cetelem4.00060.0001 a 8 añosNO5,95%6,12%SI
Abanca50060.0006 a 96 meses1,50% (mínimo de 120€)8,45%9,79%SI
Bankinter3.00090.0001 a 8 años2%4,95%5,06%NO
Cajamar30060.0003 a 120 mesesNO5,95%6,12%SI
ING6.00060.0001 a 7 añosNO5,95%6,11%SI

Ten en cuenta que los datos están extraídos de la oferta comercial de las empresas, y que la mayoría de ellas parten de precios mínimos de TIN y TAE para hacer la venta más atractiva.

Esta cantidad seguro que va a variar cuando realicen un estudio de tus ingresos y gastos, y en función de la cantidad y el plazo de devolución, pero te sirve para hacerte una idea de lo que vas a encontrar.

Todas las financieras mejorarán sus números si domicilias tu nómina con ellas, así que tenlo en cuenta por si te conviene hacerlo a la hora de pedir el préstamo.

Las principales entidades bancarias del país también son una opción, pero todas exigen que traslades tu nómina y normalmente no compiten por números, sino en fidelización.

Te dejo con algunas opiniones de sus productos por si quieres valorar hacerte cliente.

Préstamo personal la caixa, opiniones

El préstamo Click & Go de La Caixa tiene opiniones claroscuras entre sus clientes, algunos recalcan la rapidez en la concesión, ya que en minutos lo tienes en tu cuenta, sin preguntas, y todo online sin moverte de casa; pero hay quejas acerca de lo elevado de las comisiones e intereses, que pueden alcanzar hasta el 21%.

Préstamo personal ING, opiniones

ING es tan popular, que es interesante repasar las opiniones de los clientes, aunque ya hayamos hablado largo y tendido de su Préstamo Naranja.

Comentarios positivos:

  • Facilidad de tramitación online o a través de su aplicación móvil.
  • Sin comisiones.
  • Intereses muy competitivos.
  • Rapidez en la concesión.
  • Amplia cuantía disponible.

Comentarios negativos:

  • Hay un pequeño porcentaje de usuarios que se queja de que, inexplicablemente, a pesar de encontrarse en una buena situación de ingresos y gastos, les han denegado el préstamo online.

Préstamo personal BBVA, opiniones

BBVA es uno de los bancos más digitales de Europa, su aplicación móvil es muy buena y puedes hacer prácticamente todo online, sin presentarte en una oficina para nada, excepto si necesitas ingresar efectivo.

Los clientes valoran la rapidez de concesión del préstamo (24 – 48 horas) y lo competitivo del interés: según la nómina que domicilies puede rondar el 6% de TIN.

También tiene opiniones positivas el gestor personal que BBVA te asigna. Puedes pedir un préstamo personal con una sola llamada telefónica y firmando posteriormente la operación a través de la app.

El seguro de protección de pagos no es nada económico, aunque en la mayoría de casos opcional, pero siempre objeto de crítica entre clientes.

Préstamo personal Santander, opiniones

Los clientes se quejan repetidamente de una atención telefónica nefasta, lentitud en los trámites presenciales, y una mala aplicación móvil, tanto para solicitar un préstamo como para otras tareas.

Intereses altos y poca transparencia sobre las comisiones y seguros obligatorios al contratar.

En general, el Banco Santander es una de las entidades con mayor fama y solvencia del país, pero también una de las más criticadas por los usuarios.

Préstamo personal Bankia, opiniones

En tono positivo, lo recomendable de su aplicación móvil para hacer gestiones relacionadas con el préstamo y la flexibilidad del destino del mismo (lo puedes pedir para cualquier cosa). No suele tener comisiones, aunque a cambio pagas recibiendo y visualizando publicidad.

Por contra, como opiniones negativas, los usuarios comentan que los intereses les parecen altos (más del 9%), y el plazo de devolución corto (hasta 60 meses).

En general, la mala gestión de los directivos de la entidad y la poca transparencia, ha generado un clima de desconfianza que aún perdura.

Plazos más habituales para devolver un préstamo personal

Se suele decir que no hay dos préstamos iguales.

Pero sí que hay una tendencia clara a la hora de contratarlos: un plazo de devolución muy largo.

Porque, ¿para qué amortizar algo hoy si puedo hacerlo mañana?

Préstamo personal a 8 años

Sin duda, el plazo más recomendable si tienes que devolver el préstamo en más de 7 años.

Este plazo será un habitual de casi todas las financieras, pero encontrarás algunas que ya han limitado los 96 meses para algunos de sus productos crediticios personales.

Préstamo personal a 10 años

El préstamo personal a 120 meses es probablemente el más buscado, un número redondo que te permite diluir la cuota mensual de una cantidad importante hasta hacerla muy asequible.

Aún es posible encontrar préstamos personales a 10 años, pero te costará dar con productos ventajosos para ti que permitan este plazo de devolución.

Prestamo personal a 15 años

Este plazo suele superar con creces el límite de la prudencia en lo que a préstamos personales se refiere y no lo encontrarás en los principales bancos y financieras que operan en el país, salvo que lo negocies personalmente.

Debes acudir a empresas privadas como Sofkredit, que permiten un plazo de devolución de hasta 20 años siempre y cuando avales con un inmueble.

Prestamo personal a 20 años

De nuevo tu opción en este caso es acudir a prestamistas con aval, los cuales solicitan inmuebles con baja o ninguna carga.

Además, en muchos casos, ni siquiera son los que te financiarán directamente, sino que actúan como intermediarios para conseguir un crédito de terceros que re-venderte.

Prestamo personal a 30 años

Cuando hablamos de préstamos personales a 30 años nos adentramos peligrosamente en el terreno de las hipotecas, y la mayoría de bancos a partir de los 10 años o 75.000€ no contemplan otra posibilidad.

Sin embargo, hay quién considera interesante esta opción, porque adquirir un bien inmueble con un importe bajo a veces puede salir más rentable con un préstamo personal que con una hipoteca.

Sí, una hipoteca suele ofrecer intereses más bajos que un préstamo para el consumo, pero acarreará una serie de gastos notariales y de formalización que no existen en los personales y que, a veces, la convierten en un préstamo más caro.

¿Cuánto dinero se puede pedir en un préstamo personal?

Puedes pedir aproximadamente hasta 60.000 euros antes de que el banco te diga que mejor vayas a por una hipoteca.

Pero ya sabes como funcionan las relaciones con los bancos: lo que es mío es mío y lo que es tuyo es negociable.

Aquí tienes un listado con los importes más comunes.

Préstamo personal de 1500 euros

Los microcréditos están a la orden del día y 1500 euros es la cantidad más popular porque equivale a un sueldo medio-alto en España.

En condiciones normales no tendrás problemas para obtenerlo de la mayoría de prestamistas.

Préstamo personal de 5000 euros

Dentro del rango de los pequeños créditos, es una cantidad muy frecuente con la que ya puedes aspirar a comprar un vehículo nuevo o de segunda mano.

Muchos créditos de gran nivel comienzan con una cantidad mínima de 4000 o 5000 euros, por lo que se pueden conseguir buenas condiciones en un préstamo rápido de amortizar.

Préstamo personal de 15000 euros

Esta cuantía es muy habitual para reunificar pequeñas deudas.

Tarjetas de crédito por aquí, un par de compras a plazos por allá, una situación imprevista… y cuando te has dado cuenta, si los juntas, has acumulado una cuota mensual de 600 euros a 4 años.

Con un préstamo reunificador de 15000, se convertirían en 250 euros en 7 primaveras (haciendo una estimación rápida), aunque estarás pagándolo en un plazo mayor.


Préstamo personal de 20000 euros

Habitual para pagar un buen coche, una carrera universitaria con sus Másters o la reforma de un piso.

Es un producto que todavía es posible solicitar completamente online pero que a su vez exigirá que tengas una fuente de ingresos bastante estable. 

Préstamo personal de 35000 euros

Con esta cantidad aún se puede acceder a productos sin domiciliar nómina.

Se necesita una solvencia económica importante, pues estamos hablando de una cuota mensual de unos 500 euros a poco que lo aplaces a 6 años.

Préstamo personal de 40000 euros

En este punto deberías dudar de si es más rentable un préstamo hipotecario.

Muchas financieras no lo conceden hasta los 50000€, pero es aconsejable al menos preguntar y comparar.

Préstamo personal de 50000 euros

Una financiación por este importe es más frecuente de lo que parece, puesto que está en plena frontera entre préstamo personal e hipoteca.

La hipoteca tiene intereses más bajos porque está pensada para el largo plazo, pero conlleva una serie de gastos de notaría, tasaciones, registros que pueden desequilibrar la balanza a favor del préstamo personal.

Pero claro, conviene hacer un estudio y consultarlo con tu banco porque podrías ahorrarte miles de euros por el camino.

¿Puede una empresa pedir un préstamo personal?

Sí, es posible.

La diferencia con un préstamo personal a particulares es que hay gastos notariales de por medio, no te libras de ninguna comisión y los periodos de carencia son más flexibles.

Por otro lado, según la situación de la empresa, el banco podría negociar condiciones más o menos favorables para la sociedad.

Cuándo conviene cancelar un préstamo personal

Siempre que tengas el capital suficiente y te lo puedas permitir, conviene cancelarlo.

La situación ideal (o si tienes que escoger entre varios préstamos), es cancelar el préstamo con mayor número de cuotas pendientes, al interés más alto, y con las comisiones de cancelación total más bajas.

Se puede hacer un préstamo personal entre particulares? ¿Y sin intereses?

Sí, puede hacerse y hay modelos de contrato de préstamos entre particulares perfectamente legales.

También existe la posibilidad de formalizar el préstamo entre particulares sin intereses, una opción bastante atractiva para el prestatario.

Préstamo entre familiares (por ejemplo, padres e hijos)

La diferencia con respecto al préstamo entre particulares se la sabe muy bien la Agencia Tributaria.

Si prestas dinero a un familiar y no se formaliza un contrato de préstamo entre particulares (con o sin intereses), Hacienda considerará dicho préstamo como una donación, por lo que sería necesario abonar el impuesto de sucesiones y donaciones correspondiente.

En caso contrario, te enfrentas a una posible sanción más la exigencia del impuesto.

Soy autónomo, ¿puedo pedir un préstamo personal?

Puedes, pero probablemente se acabe llamando de otra forma, con unas siglas que dejen claro el organismo público que lo está financiando, o un vocablo en inglés muy memorable.

En líneas generales tendrás que solicitar productos financieros equivalentes para autónomos y aportar 2 o 3 veces más documentación que justifique tu solvencia y explique tu plan de negocio.

Préstamo personal para comprar un terreno o una casa, ¿es correcto?

Es correctísimo.

De hecho, si el total que necesitas no supera los 100.000 euros y te puedes permitir afrontar cuotas mensuales elevadas en un plazo menor al hipotecario (por ejemplo durante 9 años en lugar de durante 20), ahorrarías miles de euros con un préstamo personal.

Necesito un prestamo personal pero no quiero cambiar de banco, ¿es posible?

Es factible. Revisa las opciones financieras de las que he hablado en este artículo y encontrarás varias posibilidades de solicitar un préstamo sin mover tu nómina de tu cuenta actual.

Por ejemplo puedes hacerlo en ING.

Solo ten en cuenta que, sin domiciliar, obtendrás condiciones un poco peores para tu préstamo.

¿El préstamo personal de un cónyuge es privativo o gananciales?

Si el matrimonio, como sociedad, se rige por el régimen de gananciales, cualquier préstamo personal contratado por uno de los dos cónyuges, incluso sin el consentimiento del otro, será responsabilidad de ambas partes.

Solo si se demuestra que la cantidad obtenida, o gran parte de ella, se utilizó para cubrir gastos externos a la unidad familiar, esta deuda permanece únicamente como responsabilidad del cónyuge que la contrajo.

Si la pareja está constituida con separación de bienes, entonces el préstamo será privado.

¿Hace falta ir al notario para un préstamo personal?

Para préstamos de 15.000€ o inferiores, no es necesaria actuación notarial, como regla general.

Pero cuánto mayor es el importe o más requisitos envuelve, mayores serán las posibilidades de que el banco o prestamista exija firma ante notario.

Otro factor es la situación financiera del prestatario, a mayor riesgo, mayor control.

¿Hay préstamos personales sin comisión de apertura?

Sí, la mayoría de préstamos personales de los que te he hablado aquí no tienen comisión de apertura.

En la tabla comparativa puedes ver que Liberbank, Cofidis, Openbank, EVO, Kutxabank, Cetelem, Cajamar o ING no cargan esta comisión.

Sin embargo, la ausencia de la misma no implica que vayas a pagar menos intereses por el préstamo que otro que sí la incluya.

¿Se puede obtener un préstamo personal sin la firma del cónyuge?

Sí, es posible que uno de los cónyuges contrate un préstamo sin la firma del otro.

Está actuando como uno de los representantes legales de la sociedad, y si el matrimonio figura inscrito en gananciales y la deuda no se satisface, el prestamista la reclamará ante las dos partes que la conforman.

Préstamo personal vs hipoteca

Cuando financias una cantidad en torno a 50.000 euros el margen entre préstamo personal e hipotecario se vuelve estrecho, y es común preguntarse si conviene más uno u otro.

Por lo general, estos son los puntos diferenciadores entre ambos:

Préstamo personalHipoteca
Plazo de devolución más bajo (normalmente no más de 10 años)El plazo mínimo suele rondar los 20 años y el máximo… lo que te quede de “vida financiera”.
El interés es más alto.El interés es más bajo.
Pocas comisiones y gastos.Muchas comisiones y gastos.
Cuotas mensuales mayores.Cuotas mensuales menores.
Mayor flexibilidad a la hora de contratar.Contratación más estricta.
A veces acepta Asnef.Altamente improbable si figuras en listas de morosos.
Requiere de poca documentación.Requiere toda la documentación del mundo.

Cuándo prescribe un préstamo personal

La teoría dice que un préstamo personal puede prescribir a los 15 años.

Pero en la práctica esto sólo ocurre si, durante ese tiempo:

  • La parte deudora no reconoce su deuda, no emite signos claros o implícitos de ello.
  • Y, la más improbable, la deuda no es reclamada por el acreedor.

Solo si ha transcurrido este periodo y no se ha producido ninguno de estos casos, la deuda prescribe a los 15 años y 1 día.

Un banco tiene departamentos destinados por entero únicamente al seguimiento y reclamación de impagos, por lo que las posibilidades de que una deuda prescriba por esta vía son mínimas.

Además, si no estás seguro de si es el caso, y realizas una llamada o una consulta a cualquier organismo para averiguarlo, estarás dejando registros de reconocimiento de tu deuda y esto también anulará la prescripción.

¿Desgrava a hacienda un préstamo personal?

Aunque un préstamo supone un ingreso en cuenta, no es un activo real, pues el dinero realmente no te pertenece.

Por lo tanto, no estás obligado a declararlo ni puedes desgravar en Hacienda el mismo.

Ahora bien, si el préstamo va destinado a determinadas actividades que pueden encuadrarse en los epígrafes de inversión en vivienda propia o rendimientos de capital inmobiliario (reformas o mejoras en el mismo, normalmente), podrías deducir los gastos bancarios implicados en la concesión del mismo y los intereses en tu declaración.

¿Cuántos préstamos personales se pueden pedir?

Tantos como permita tu capacidad de endeudamiento.

Este es un factor que calculan las financieras en cuanto solicitas un préstamo.

De tus ingresos netos serán restados todos los gastos fijos, cuotas de préstamos y otras deudas.

Si el resto permite encarar las cuotas de tu nueva financiación, y tu fuente de ingresos (normalmente una nómina o pensión) cuenta con la antigüedad y estabilidad en el tiempo suficientes, podrás acceder al préstamo.