¿Cómo empezar a invertir?

¡Quiero empezar a invertir y no tengo ni p*ta idea! Tranquilo no eres al único al que le ha pasado ni tampoco serás al último al que le pasará.

Lo importante es que te hayas dado cuenta de la importancia que tiene invertir. Porque no, invertir no es cosa de ricos. Actualmente cualquiera puede invertir, incluso desde unos pocos euros.

Cuando termines de leer este artículo aprenderás a dar los primeros pasos para empezar a invertir. Y no solo eso, también tendrás mayor probabilidad de éxito. No te vas a hacer rico, pero con un poco de paciencia y haciendo caso a lo que voy a contarte ahorrarás mucho tiempo (y dinero).

Te lo contaré sin rodeos. Te daré unas pautas, pero no te voy a dar una fórmula mágica (no existe). El resto es cosa tuya. Disciplina, humildad y constancia.

Crea un fondo de emergencia 🚨

Lo primero de todo es comenzar a ahorrar. Daré por hecho que tienes ingresos recurrentes, porque de lo contrario lo tienes complicado. Pero, ¿cómo comienzo a ahorrar? Muy fácil, planificando tus gastos e ingresos.

Es decir, tienes unos ingresos y sabes que en promedio gastas una parte para alquiler o hipoteca, otra parte para comida, luz, agua, restaurantes… Así que sí, el primer paso es tan sencillo como eso. Nadie lo hará por ti, así que tendrás que dedicar un poco de tiempo.

Coge tu cuenta bancaria, una hoja de cálculo y apunta. Si no sabes utilizar una hoja de cálculo, hay aplicaciones para ello. En el peor de los casos, coge un papel y un bolígrafo. Aunque parezca arcaico, esto también vale.

Si no lo has hecho ya, ponte manos a la obra. ¿Ahora? Si tienes tiempo sí. Si no, guarda este artículo y repasalo. Bien, ¿los tienes ya? Genial. Te pongo un ejemplo ⬇️

  • 💸 Gastos → 1445€
    • Alquiler: 700€
    • Luz: 80€
    • Agua: 35€
    • Comunidad: 60€
    • Restaurantes: 250€
    • Ropa: 85€
    • Coche: 235€
  • 💰 Ingresos → 1.500 €
    • Trabajo por cuenta ajena: 1.500€
  • 💵 Cantidad disponible para ahorrar → 55€

Lo anterior es un esquema sencillo que puedes hacer tuyo. Cada uno tendrá uno diferente. Me da igual el nombre que le pongas. La idea es saber cuánto ingresas y cuánto gastas.

A partir de ahí, lo suyo es que revises tus gastos. Es decir, que compruebes si puedes gastar menos y si estás haciendo eficiente tu gasto. Déjame que te cuente una cosa: muchas personas gastan dinero en cosas que no necesitan para impresionar a personas a las que se la pela lo que te gastes y lo que tengas.

El segundo paso es crear un fondo de emergencia. ¿Qué es un fondo de emergencia? El colchón de toda la vida. Un dinerito que te servirá para no caer en la indigencia si algún día te quedas sin ingresos. Si conoces tus gastos medios, sabrás también cuánto dinero necesitas para sobrevivir sin ingresos durante al menos 4 o 5 meses.

¿Y qué tiene que ver el ahorro con la inversión? Mucho. Antes de invertir, debes tener dinero disponible y preferiblemente que no necesites. En castellano → antes de invertir ahorra.

Lógicamente esto es una guía para invertir, no para ahorrar pero lo anterior era básico, así que tenía que contártelo. Una vez sabes esto, vamos al lío: cómo empezar a invertir.

🔮 ¿Qué tipos de inversión existen?

Existen cientos de tipos de inversión. Durante mi carrera he visto a personas que invierten incluso en base al ciclo lunar y no es ninguna broma. Cuando termines de leer esto, buscalo en google, no te miento.

Aún con esto, podemos decir que existen, en general, dos tipos grandes de inversión. La inversión activa y la inversión pasiva. O dicho en la jerga financiera, se puede hacer una gestión activa o una gestión pasiva de nuestra inversión.

La gestión activa básicamente trata de elegir aquellas acciones que más rentabilidades obtendrán. Al fin y al cabo es lo que pregunta todo el mundo. ¿Cómo puedo cuando comprar y cuándo vender determinadas acciones? Pues la gestión activa lo intenta. Comprar esto o aquello y venderlo en un momento determinado.

Por su parte, la gestión pasiva es replicar lo que el conjunto del mercado. Es decir, invertir en una cesta de valores representativos. Este tipo de gestión, al contrario, que la gestión activa no pretende conseguir más rentabilidad que el promedio histórico después de inflación del 7%. La gestión activa cree que puede superarlo, la gestión pasiva simplemente replica el comportamiento de la bolsa.

Aún así, no creas que la rentabilidad está garantizada. A largo plazo, lo más probable es que la bolsa te ofrezca esa rentabilidad, pero no es seguro. Recuerda siempre esto ↓

Rentabilidades pasadas, no garantizan rentabilidades futuras.

¿Por qué debo empezar a invertir con gestión pasiva? ☝️

Fácil y sencillo. Porque más del 90% de los fondos de inversión no han conseguido batir a su índice de referencia durante un largo periodo de tiempo. Por tanto, ¿por qué pagar una comisión adicional para obtener menor rentabilidad? Si no te lo crees, mira esta tabla.

No tiene sentido y seguirá sin tenerlo. Quizás pienses que los gestores profesionales no son capaces de conseguirlo, pero tú sí, porque eres más listo, más guapo y mejor jugador. En ese caso te deseo suerte, perderás pasta como la perdí yo al principio y te acordarás de este artículo el resto de tu vida.

A menos que seas Jimmy Neutron, no te compensa. Ni en tiempo ni en dinero.

Vale vale, me queda claro que la gestión pasiva probablemente me ofrecerá mejores resultados. ¿Y ahora qué?

Te cuento lo que llevas hecho (o debes llevar hecho):

✔️ Tienes has planificado tus gastos e ingresos

✔️Has creado tu fondo de emergencia

✔️ Ahora te toca destinar una parte a inversión mensualmente.

¿Mensualmente? Sí, mensualmente. Como si fuera un préstamo pero al contrario, en lugar de cobrarte intereses te los generará.

No mañana, ni pasado, pero dentro de 10 años probablemente agradecerás haber leído esto.

🧐 ¿En qué invierto?

Una vez te ha quedado claro que quieres destinar una cantidad mensual, tienes que ponerte en piloto automático. Es decir, repetir cada mes la misma historia. Invertir una cantidad proporcional a tus ingresos que te permita ir haciendo crecer tu dinero.

Nunca nadie sabe lo que va a pasar en bolsa. Si alguien te dice que lo sabe, simplemente te está mintiendo y probablemente quiere algo de ti. Pero si no sabemos qué pasará, ¿dónde invierto? Pues en el mundo. ¿Cómo que en el mundo? Pues en un fondo de inversión que replique el comportamiento de la bolsa a nivel mundial.

Ese índice se llama MSCI World y replica el comportamiento de las economías avanzadas. Adicionalmente, existe otro que hace más honor al concepto de invertir en el mundo que es el MSCI ACWI. Y, por último, existe otro que se llama MSCI Emerging Markets, que representa a las economías emergentes.

Lo ideal es que tengas repartida tu inversión en esos tres índices o, al menos, en dos de ellos.

Vale, muy bien, son índices que replican el comportamiento de la bolsa mundial, pero ¿cómo invierto en ellos? Muy fácil, a través de fondos de inversión. No todos los bancos tienen fondos de inversión indexados a ese índice, pero puedes encontrarlos en algunos como Openbank. En concreto Openbank tiene fondos de Amundi (Amundi es una gestora de fondos) que replican a esos índices.

Otra gestora que compite con Amundi, y de hecho es más grande y más barata que Amundi, es Vanguard. El problema es que para invertir en fondos Vanguard tienes una oferta más limitada. En España, actualmente, se comercializan a través de MyInvestor.

En resumen, te creas una cuenta en Openbank o en MyInvestor como en cualquier otro banco y empiezas a realizar aportaciones a los fondos que te he comentado. Si tienes dudas, siempre puedes llamar a atención al cliente y que te echen un cable.

Si aún así, crees que todo esto es demasiado para ti, entonces igual te compensa contratar un robo advisor. Y si crees que es demasiado arriesgado, mejor búscate un asesor que te adapte las inversiones a tu perfil de riesgo.